Gaudio, el capitán argentino en las Finales de la Copa Davis: "Es temprano para hablar con Del Potro"

Gastón Gaudio en conferencia de prensa
Gastón Gaudio en conferencia de prensa Fuente: LA NACION - Crédito: Sergio Llamera
Sebastián Torok
(0)
17 de febrero de 2019  • 17:51

A Gastón Gaudio le agradó ser capitán del equipo nacional de Copa Davis . La experiencia de septiembre pasado, frente a Colombia, en San Juan (4-0, por los Playoffs), le dejó buenas sensaciones al exnúmero 5 del mundo. Claro que en aquella serie, independientemente de haberse sentado en el banco, fue parte de un triunvirato completado por Guillermo Coria y Guillermo Cañas. La Asociación Argentina de Tenis confirmó a Gaudio como único capitán (Gustavo Marcaccio será el subcapitán) para las Finales de noviembre próximo, en Madrid, con el nuevo formato. "La primera sensación que me dejó es como que está todo muy nuevito. No está todo tan claro como muchos pensaban. Sabemos que se va a jugar solamente una semana a fin de año. Estamos contentos con el sorteo, eso sí; para mí podría haber sido mucho peor. En ese sentido estamos contentos", comentó Gaudio, en uno de los salones del Buenos Aires Lawn Tennis Club, tras su llegada desde la capital española, donde participó del sorteo de los grupos (la Argentina integrará el C, junto con Alemania y Chile).

Sobre Juan Martín del Potro , que no actúa en la Copa Davis desde la final ante Croacia en 2016 y en distintas oportunidades expresó que la competencia es parte del pasado para él, Agustín Calleri , presidente de la Asociación Argentina de Tenis, dijo que intentará hablar con el tandilense en el futuro. "Como presidente por supuesto que voy a hablar con Juan Martín. Creo que hoy por hoy falta mucho tiempo para que se juegue. Hay que dejar pasar un tiempo prudencial y voy a hablar con él para saber cuál es su intención, si quiere jugar o no. Él manifestó que no, pero siempre está la cuota de esperanza de que Juan Martín juegue", comentó el cordobés. A principios de mes, en Tandil, el actual número 4, volvió sobre el tema: "Ya lo he dicho. Haber conseguido el título en el viejo formato, que era el tradicional, el que todo el país pedía, fue como un broche soñado. Ahora la miro por tele, mucho más relajado". De todos modos, el Grupo Kosmos, impulsor del cambio de formato de la Davis, ya inició contactos con el equipo de Del Potro para tratar de convencerlo de que esté en Madrid.

Gaudio, generalmente, está en Miami mientras se disputa el Masters 1000 (este año, del 20 al 31 de marzo). ¿Si se cruza con Del Potro en el torneo estadounidense intentará conversar con él sobre la nueva etapa? "Creo que él ya debe saber que soy capitán (sonríe). No, en Miami es muy pronto. No hablé con ninguno. Ni con Del Potro ni con el número diez del equipo. Obviamente si sale el tema, si él está interesado en saber algo sobre el nuevo formato, estoy ahí. No creo que sea el momento de hablar siendo tan temprano y menos con él, que tiene sus espacios en el tema de la Copa Davis", describió el campeón de Roland Garros 2004.

El Gato Gaudio entiende que lo peor que puede hacer es mostrarse invasivo con los potenciales convocados. "Estamos en febrero, faltan 8 meses para la Copa Davis. La semana pasada Londero ganó el ATP de Córdoba y puede terminar el año como número 1 de Argentina. Del equipo todavía no tenemos ni idea y no creo que sea bueno hablar con los jugadores tan temprano, porque si me pongo en sus lugares todavía no sabemos qué va a pasar la semana que viene. Es como meterles un poco de presión; a mí, siendo jugador, no me hubiera gustado que me pasara. Es cuestión de esperar y ver en el año cómo van jugando".

"Mi habilidad va a estar en hacerles entender a los jugadores que yo también creía que me las sabía todas cuando jugaba y ahora, con otra edad y otra cabeza, me doy cuenta que no me las sabía tanto", aportó Gaudio. Y añadió sobre lo que sintió como capitán: "La sensación que tuve en San Juan fue buena, totalmente distinta a lo que había sido como jugador. Te da un poco más de impotencia cuando estás en la silla. En la cancha podés resolver las situaciones solo. Pero en la silla te ponés un poco más nervioso, es distinto".

Gaudio, que tiene previsto viajar a Roland Garros , al US Open y, probablemente, a algún torneo de la gira bajo techo previa a las Finales de la Copa Davis (Marcaccio, que además es entrenador del japonés Taro Daniel, estará en otros certámenes), reveló que encontró "un montón de dudas" en cuanto a la organización. "Por ejemplo, con el tema de las entradas, cómo hará un fan que viaja desde Argentina y quiere ver solo a su país, cómo hace para sacar las entradas... Tienen un montón de cosas que no están resueltas, pero tienen ocho meses para mejorar", dijo Gaudio. Además, apuntó que, si bien la mayoría votó en favor del cambio de formato, todavía se oyen algunas quejas: "Vi muchos intereses: cada uno tira para su lado. Federer está desconforme obviamente porque tiene la Laver Cup. Francia y Australia tienen Grand Slams y no necesitan tanto este dinero como el nuevo formato le va a dar a todas las federaciones. La mayoría necesitamos plata. Obviamente es el primer año y habrá un montón de cosas que no serán perfectas".

La Caja Mágica de Madrid, escenario de las Finales, tendrá tres estadios con techo retráctil. Gaudio cree que la Argentina actuará en la cancha central. "Estuve sentado junto con Piqué en el sorteo, fui a comer a la noche con él, pero más que nada es el presidente de Kosmos y no está tan empapado en lo tenístico. En ese tema, más que nada, están Galo Blanco y Albert Costa".

MÁS LEÍDAS DE Deportes

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.