Ormaechea: "Lo que pasó con Delpo me hace seguir soñando"

Pablo Lisotto
(0)
29 de diciembre de 2016  

Paula Ormaechea
Paula Ormaechea Fuente: Archivo

Desde su aparición en 2008, Paula Ormaechea fue considerada un oasis dentro de ese desierto llamado tenis femenino argentino. Sus actuaciones alimentaron la ilusión y, en 2014, escaló hasta el puesto Nº 59 del ranking mundial de la WTA. Sin embargo, una serie de lesiones la alejaron de los primeros planos. En la actualidad ocupa el puesto Nº 412, y compite en el circuito ITF. Mientras termina de definir cómo y cuándo arrancará su temporada, la oriunda de Sunchales hace un alto en su cierre de año para dialogar con LA NACION.

–¿Qué balance hacés de tu 2016?

–No es el que hubiera querido en cuanto a resultados. Pero fue un año de cambios, de adaptaciones, de crecimiento, de mucho aprendizaje en el cual mejoré varios aspectos de mi vida, tenísticos y personales.

Paula Ormaechea
Paula Ormaechea

–¿Qué pasó de 2014 a hoy? ¿Cómo fue que pasaste de aquel puesto 59 al 412?

–Todo empezó con una lesión ligamentaria en la muñeca izquierda. Perdí muchos puntos y después tuve que defender puntos de mi buen 2014 en varios torneos y tuve que hacerlos todos desde la qualy, lo cual no es nada fácil. Cuando tenés que sumar puntos para el ranking WTA jugando en la ITF se hace más difícil, salvo que te vaya muy bien y ganes muchos torneos.

–¿Cómo es jugar lejos de los flashes, prácticamente ausente en los medios?

–Lo más difícil es esto de volver a empezar y jugar torneos chicos, en los que las cosas no son fáciles. Pasé de hospedarme en hoteles de categoría a dormir en donde consiguiera. El cambio es grande, pero, desgraciadamente, es el camino que me toca pasar para volver a estar arriba.

–¿Qué es lo que más cuesta en el tenis cuando los resultados no se dan?

–Es muy complicado porque uno tiene que seguir entrenándose y poniéndole garra. A veces cuesta y mucho cuando las cosas no se dan porque la confianza disminuye. No es nada fácil. Más que nada desde lo mental, que es lo más duro de sostener e influye en un 99,9 por ciento.

–¿Cómo viviste el regreso de Del Potro?

–Me emocionó mucho. Me puso muy contenta por él que volviera a estar en el lugar se merece. Es muy grande y se merece todo lo que le pasó. Me pone feliz.

–¿Te imaginás un regreso tuyo a las grandes ligas similar al de él?

–(Respira hondo) No sé… Pasa que él es un crack. Ojalá que las cosas se vayan dando, tal vez de manera más paulatina. Pero cuando se dan casos como el de Delpo, una sigue soñando. ¿Por qué no?

No lo dirá Paula, pero el factor económico es fundamental en su calendario. Cuando los resultados no acompañan, el ranking se derrumba, los sponsors se alejan y regresar a la elite se hace cuesta arriba.

“Jugar sabiendo que si no ganás no sabés como seguís fue una carga muy grande este año”, confiesa alguien muy cercano a Ormaechea. Y es así, porque en ese contexto la cabeza no está completamente enfocada en el tenis, sino que mira de reojo las finanzas personales, los ahorros.

–¿Cómo será tu 2017?

–Aún no lo tengo planeado. Va a haber un recorte muy grande de torneos, principalmente en Sudamérica. Sueño con un 2017 en el que pueda sumar puntos e intentar volver a jugar las qualys de los WTA, que es lo que más extraño.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Deportes

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.