Río 2016-tenis: Juan Martín Del Potro: "Me metí en una laguna y la gente me despertó"

El tandilense se apoyó en el público para dar vuelta el partido frente al japonés Taro Daniel; "todavía me llegan mensajes por el partido con Djokovic", agregó
Marcelo Gantman
(0)
11 de agosto de 2016  • 15:14

RÍO DE JANEIRO. - Ni el saque, ni la derecha ni los tiros ganadores. El enojo fue lo que rescató a Juan Martín Del Potro para desanudar un partido peligroso contra el japonés Taro Daniel, 117 del ranking, invitado especial de la ITF. Fue 6-7 (4), 6-1 y 6-2 para pasar a cuartos de final en el singles masculino de Río 2016. Del Potro dio vuelta una trama que lo encontró desenfocado, algo vacío en el primer set desde lo anímico, a pesar de haber tenido dos oportunidades para ponerse 4-1 y sacar tras el descanso.

"Ahí me caí en una laguna. Después de esas dos posibilidades me fui casi del set. Me enojé conmigo y salí a jugar el segundo set buscando el apoyo de la gente. Eso me despertó", dijo Del Potro.

Taro Daniel acertó con la carga del juego sobre el revés y se animó a jugar tiros paralelos para definir. Delpo no aparecía en escena. Pocos primeros saques y muchas derechas enganchadas. La diferencia era poca en los números, pero estaba ausente. Sin poder tener una actitud dominante. Taro Daniel no pareció preparado para tener el control del partido y llevarlo sobre sus hombros. No supo cómo hacerlo.

Cuando Delpo despertó fue para siempre. Quebró pronto, volvió a quebrar y pudo dejar fluir su servicio y su derecha para sumar puntos y definir rápido. "El contacto con el público me hace sentir como en casa. Es algo más que tienen los Juegos Olímpicos. Todavía me llegan mensajes por el partido con Djokovic. Todo lo que pasa acá es increíble", describe Del Potro.

Roberto Bautista-Agut es quien sigue. El español está 17 del mundo y tiene el antecedente de haberle ganado en la segunda ronda de Australia 2014. Fue un resultado que en su momento descolocó a Del Potro. Bautista era un proyecto emergente, acercándose al top 50. Es un rival más que serio. Así lo ve Del Potro: "Es sólido desde el fondo, es muy rápido. No es fácil quebrar su barrera de juego con saques y winners. Voy a precisar más del apoyo de la gente".

Ya está en cuartos de final. La zona de medallas se acerca. Del Potro parece no tenerla aún en su radar y busca todo el tiempo el costado afectivo de esta experiencia. Tal vez sea su modo de ir con cautela hacia el objetivo.

mg/cd/ae

MÁS LEÍDAS DE Deportes

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.