Roland Garros: la discusión de Juan Martín del Potro con el juez de silla y el "give me five" final

El umpire accede al "Give me five" que le pidió Del Potro
El umpire accede al "Give me five" que le pidió Del Potro Crédito: Imgen de TV
José Luis Domínguez
(0)
1 de junio de 2019  • 16:28

PARIS.- Había pasado casi una hora y media de juego, y Juan Martín del Potro se encaminaba hacia un triunfo sin problemas sobre el australiano Jordan Thompson en el court Simonne Mathieu. El argentino ganaba 6-4 y 6-4, y recién comenzaba el tercer parcial cuando llegó la acción curiosa de la tarde.

Con el score 30-40, Thompson sacó sobre el lado del revés de Delpo, que vio ancho el servicio. Pero el umpire francés Manuel Absolu bajó de la silla y lo dio como bueno: ace, que además significaba deuce. El tandilense reclamaba que la bola era mala y que debía jugarse un segundo saque; se enganchó en una larga discusión con el juez de silla y también habló con la supervisora del torneo, que a su vez entró a hablar con Absolu, pero el fallo no se modificó.

La discusión de Del Potro con el juez de silla por el pique de un saque de Thompson
La discusión de Del Potro con el juez de silla por el pique de un saque de Thompson Crédito: Imgen de TV

Curiosamente, el que se fue del partido después de ese incidente fue Thompson: el australiano cometió dos errores y perdió el saque, revoleó una pelota fuera del estadio y recibió un warning (advertencia). Del Potro mostró primero su fastidio con el umpire al marcarle con la raqueta una pelota larguísima de Thompson.

Pero algunos games después, ya con la cuenta 4-0 para el argentino, Thompson volvió a jugar sobre el fondo. La pelota se fue, y otra vez bajó el juez de silla para ver el pique. Le dio la razón a Del Potro, que quiso saludarlo con un "give me five" (chocar los cinco), pero el umpire se negó, primero, y luego, ante la insistencia de Del Potro, aceptó con gesto resignado.

"Lo que pasó con el árbitro fue una situación atípica, creo que no supo explicarme bien lo que había sucedido con esa pelota, me confundió mucho más, no entendía lo que me decía. Cuando entró la señora que es árbitro general, me aclaró la situación y se terminó el problema. Lo de chocar los cinco no lo veo como una falta de respeto, creo que fue algo divertido. Ya he pasado por idas y vueltas con los árbitros, y también charlamos mucho con Thompson durante el juego. Creo que a los dos nos confundía más el árbitro con sus explicaciones y sus vueltas que si entre él y yo nos poníamos de acuerdo, era mucho más simple", explicó el argentino.

En todo caso, no es la primera vez que Del Potro sostiene una discusión con un umpire y luego busca resolver la controversia de manera amistosa; sucedió lo mismo hace unos años con el árbitro Pascal Maria, al que le acarició la calva tras una charla.

MÁS LEÍDAS DE Deportes

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.