Roland Garros. El sueño de Diego Schwartzman: "Llegar al Top 10 es otra de las barreras que tengo que quebrar"

Diego Schwartzman pelotea en Roland Garros: debuta el domingo.
Diego Schwartzman pelotea en Roland Garros: debuta el domingo. Fuente: LA NACION - Crédito: YouTube
Fernando Vergara
(0)
25 de septiembre de 2020  • 17:33

Después de la semana de ensueño que vivió en Roma, donde disputó la final del Masters 1000 ante Novak Djokovic,Diego Schwartzman ya calibró su mirada en el último Grand Slam del 2020: Roland Garros. El argentino, 12° cabeza de serie en el Bois de Boulogne, tendrá un duro rival en la primera ronda: el serbio Miomir Kecmanovic, 40° del ranking, reciente campeón del ATP 250 de Kitzbühel, será su primer escollo, este domingo.

Ya instalado en un hotel de Paris, Peque atendió vía Zoom a un grupo de medios argentinos. Roma, Roland Garros y un futuro para aprovechar, un abanico abierto para Schwartzman. "Vengo de una semana espectacular y sorpresiva. Mi post pandemia tenístico no resultó muy bueno, en el US Open me había golpeado y no terminaba de encontrar mi juego. Roma significó volver a sentirme bien adentro de la cancha por primera vez desde febrero. Y con el agregado de haber vencido a Rafael Nadal por vez inicial en mi carrera", explicó el argentino ante la pregunta de LA NACION. Y agregó en relación a su primer adversario en París: "Las condiciones esta vez serán distintas porque está haciendo frío y llueve. Se esperan días de este tipo, con un ambiente lento y pesado. Es normal, porque ya entramos en el otoño. Yo retomé la confianza y me voy a medir a un rival joven y talentoso con el que todavía jamás me enfrenté".

Schwartzman estuvo cerca de derrotar al número uno del mundo, Novak Djokovic, y convertirse en el ganador del Abierto de Roma. No obstante, el logro de trepar a la definición de uno de los torneos más emblemáticos sobre polvo de ladrillo fue un hito más en una carrera que continúa en ascenso. "Fue mi primera final de Masters 1000, jugué bien, derroté a Nadal por primera vez y rompí varias barreras que uno no sabe si luego seguirá rompiendo. Me llenó de alegría. Fue como sentir que puedo seguir creciendo en varios aspectos y eso fue lo más lindo de la semana en Roma", aseguró.

Tras su actuación en Italia, el argentino (13°) quedó al borde de meterse en el privilegiado lote de los 10 mejores. Hoy, Peque está dentro de un grupo muy parejo y apenas lo separan 155 puntos del décimo lugar que tomó Denis Shapovalov. "Estuve a un partido de conseguirlo, y creo que es la siguiente barrera que tengo para romper. Es mía, es personal, es sentimental hacia el tenis. Llegar ahí es tener un nivel altísimo. Estoy cerca y espero que pronto lo pueda lograr", remarcó.

El día libre de Peque en Roma antes de llegar a París

Ver esta publicación en Instagram

Día libre en Roma @eugedemartino [R][R][R][R]

Una publicación compartida de Diego Schwartzman (@dieschwartzman) el

En la charla ante los medios de este país, el jugador de 28 años confesó por qué decidió escribir "Argentina" en una cámara de TV una vez que consumó la hazaña contra Nadal. "Lo hice porque es un momento duro en nuestro país. Para todos. Otras veces puse 'Boca' y me han matado los hinchas de River, entonces pensé que mejor era poner algo de mi país. Sabía que mucha gente me iba a estar mirando y el público se había entusiasmado mucho, porque además todavía no tenemos fútbol en nuestro país. Fue una especie de agradecimiento", apuntó.

El salto que Schwartzman quiere dar en París

Si le va bien en Roland Garros, Schwartzman podría intentar el gran salto. En su favor juega que no tiene mucho que defender, apenas 45 puntos, ya que el año pasado se despidió en segunda rueda. "Lo del favoritismo es relativo. En el US Open también lo fui y perdí en la primera ronda. Kecmanovic hace dos semanas ganó un torneo, juega realmente bien, tiene futuro y va a ser durísimo. Pero sé que si me siento cómodo tengo buenas chances de avanzar en el certamen. Espero contar con un buen arranque y a partir de ahí mi idea es seguir creciendo. Todo esto más allá o no del favoritismo. En este deporte los únicos que respetan eso son Djokovic, Nadal y Federer", subrayó.

A la hora de hablar de los grandes candidatos del Major francés, el tenista argentino enfatizó en el poderío que Nadal ostenta en esta superficie. "Es cierto que por el clima, por ejemplo, las condiciones para Rafa o Thiem no son las mejores, pero creo que son los dos grandes favoritos. Nadal se lo llevó 12 veces, y Dominic ya hizo algunas finales. Creo que después está Djokovic y varios más que vienen por detrás".

En Roma, Schwartzman le ganó a Nadal por primera vez en su carrera.
En Roma, Schwartzman le ganó a Nadal por primera vez en su carrera. Fuente: AFP

En tiempos de Covid-19, los tenistas profesionales están expuestos al contagio ya que, semana tras semana, cambian de ciudad, se suben constantemente a aviones, descansan en hoteles, están en contacto con mucha gente de diversos continentes, etcétera. "Nunca terminás de acostumbrarte a esto, no deja de ser una cuarentena en la que sólo te dejan ir a trabajar. No se puede hacer mucho, tal vez tomar unos mates en la habitación. Sería un poco mejor, aunque es difícil, tener sólo los hoteles para nosotros. Son detalles, pero entiendo que es difícil realizar los torneos en la época que se vive", analizó el argentino.

Por el rebrote de casos, la Federación Francesa de Tenis (FFT) anunció que sólo 1000 personas por día podrán presenciar la actividad que se desarrolle en Roland Garros, como consecuencia de las restricciones impuestas por el Gobierno por la pandemia de Covid-19. A raíz de esto, las localidades disponibles en cada jornada serán otorgadas a través de un sorteo que se realizará entre aquellas personas que las habían adquirido. Así, el público será distribuido entre el estadio principal y las 16 canchas que forman parte del complejo. "Es feo jugar sin gente, pero es la realidad que nos toca. De todos modos, aunque sean 1000 personas, como fue en Roma, parece un montón. Es lindo volver a vibrar con ellos, disfrutar. Y los momentos importantes son más tensos cuando los simpatizantes están en las tribunas", sostuvo Schwartzman.

Finalmente, el pupilo de Juan Ignacio Chela hizo referencia a un gran logro para el tenis argentino femenino. Nadia Podoroska se clasificó hoy por primera vez en su carrera para el cuadro principal de Roland Garros. Con esto, cuando llegue la hora de debutar en la primera ronda frente a la belga Greet Minnen, la rosarina dejará atrás un registro negativo: hace seis años que una tenista nacida en este país no juega en París (Paula Ormaechea), y cuatro años desde la última que disputó un torneo de Grand Slam (la propia Podoroska superó la qualy en el US Open 2016). "Es una noticia muy importante. La venía siguiendo desde que volvimos a jugar post pandemia. Ojalá que pueda darle un empuje a las chicas argentinas y a las entidades. Nadia viene jugando muy bien desde hace varias semanas. Acá pasó muy cómoda la clasificación. Y me gustaría que en el futuro volvamos a tener muchas mujeres nacidas en la Argentina jugando en este tipo de torneos", remarcó Schwartzman a LA NACION.

Diego Schwartzman debutará ante el serbio Miomir Kecmanovic en Roland Garros.
Diego Schwartzman debutará ante el serbio Miomir Kecmanovic en Roland Garros. Crédito: Riccardo Antimiani / POOL / AFP

Conforme a los criterios de

Más información
ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Deportes

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.