Simona Halep frustró a Serena Williams y logró su primer título en Wimbledon

Simona Halep con el trofeo soñado: es la primera rumana que gana Wimbledon
Simona Halep con el trofeo soñado: es la primera rumana que gana Wimbledon Crédito: Reuters
Sebastián Torok
(0)
12 de julio de 2019  • 22:46

LONDRES.- Serena Williams llegó a Wimbledon en mucho mejor estado físico que en los últimos meses de competencia, según afirmó ella misma. La estadounidense se sintió con la posibilidad concreta de ganar el torneo británico e igualar a la leyenda australiana Margaret Court en cantidad de trofeos de Grand Slam (24). Décima cabeza de serie, alcanzó la definición en el All England con bastante autoridad. Sin embargo, la exnúmero 1 del mundo se chocó de frente con la mejor versión de otra exlíder del ranking como Simona Halep (27 años, 7° del mundo) y su objetivo se le disolvió entre los dedos. La rumana, una aplanadora sobre el césped de la Catedral, triunfó por 6-2 y 6-2, en tan solo 55 minutos, y se coronó, por primera vez, en Wimbledon (la temporada pasada había ganado su primer título de Grand Slam, en Roland Garros 2018.

Halep demolió a su rival desde el inicio. No exhibió signos de rigidez por jugar su primera final de Wimbledon; al contrario. Serena comenzó sacando y Halep le quebró con velocidad. La rumana ganó su saque en cero. Y volvió a quebrarle el servicio a Serena. Así fue como en una ráfaga de apenas 7 minutos, la rumana se adelantó 3-0. El público, en las tribunas del Centre Court, se miraba, asombrado. Ágil, eléctrica, siempre atenta y potente, Halep desbordó a la estadounidense por cada rincón de la cancha. La menor de las Williams se mostró muy estática y pesada durante esos primeros momentos del partido, como si tuviera el calzado lleno de plomo.

Simona Halep empieza a sentirse campeona de Wimbledon
Simona Halep empieza a sentirse campeona de Wimbledon Crédito: AFP

El quinto game actuó de impulso para Williams, porque pese a las dudas sostuvo su servicio y cambió su actitud. Se volvió más agresiva, empezó a alentarse, a gritar. Pero el envión le duró muy poco. Halep cometió su primer error no forzado recién en el séptimo game (terminó el set con apenas 2).

El revés cruzado, fortísimo y rasante de Halep fue una pesadilla para Williams, entrenada por el francés Patrick Mouratoglou. Pocas veces la estadounidense logró jugar semiagachada (como se juega la mayor parte del tiempo sobre césped debido al pique bajo) y constantemente impactó fuera de tiempo. Cuando el reloj del court central marcó los 26 minutos de juego, Halep (con 8 winners, 73% de primeros servicios, 15 de 19 puntos ganados con el primer saque [79%], un ace y sin doble faltas) cerró un set fabuloso. Para tomar dimensión, Serena cometió 26 errores no forzados en el partido contra solamente 3 de Halep. ¡Concluyente!

Con el palco real poblado de figuras, entre ellas Kate Middleton, la duquesa de Cambridge, y Meghan Markle, la duquesa de Sussex (en su momento, Serena fue una de las invitadas a la boda de Meghan y el Príncipe Harry), Williams comenzó el segundo set con un poco más de fiereza. Pero, carente de energía, inofensiva y sin ideas claras desde lo estratégico, volvió a trastabillar. En el quinto game, Halep contó con dos puntos de quiebre y en el primero de ellos, un error de revés increíble de Serena (pegada a la red, con toda la banda paralela libre, tiró largo un revés) le permitió a la rumana apadrinada por Ion Tiriac a romperle el saque a su rival y adelantarse 3-2.

Serena Williams no pudo alcanzar su trofeo número 24 en el nivel de Grand Slam.
Serena Williams no pudo alcanzar su trofeo número 24 en el nivel de Grand Slam. Fuente: Reuters

Halep, que llegó a la final con un contundente historial en contra frente a Serena (1-9; el único triunfo era en Indian Wells 2015), volvió a quebrarle el saque en el séptimo game (5-2). Y ya no hubo nada que hacer. En su turno de servicio, no dudó y se coronó, dejando a Williams con el grito atragantado, ya que el último título fue en Australia 2017, cuando conquistó Melbourne con algunas semanas de embarazo.

"Estoy en shock. Es increíble cómo se movió Simona durante todo el partido. Es un sueño como jugó", dijo John McEnroe, durante la transmisión oficial de la cadena BBC, acompañado por Tracy Austin (número 1 del mundo en 1980). Judy Murray, entrenadora y madre de Andy y Jamie Murray, aportó, con miras al futuro: "Estoy triste por Serena Williams. Me preocupa el tenis femenino cuando ella termine su legendaria carrera: nunca volveremos a ver algo así".

Por ahora, el récord de Margaret Court está a salvo. Habrá que tener paciencia para saber si Serena, que en septiembre cumplirá 38 años, todavía tiene fuerzas para ganar otro Grand Slam. Por lo pronto, Halep le marcó la cancha.

El festejo de la rumana Simona Halep en Wimbledon
El festejo de la rumana Simona Halep en Wimbledon

La menor de las hermanas Williams, de 37 años, logró tres veces Roland Garros, seis Flushing Meadows, siete Australia y siete Wimbledon. Pero esa 24ª corona en uno de los cuatro campeonatos grandes viene demorándose y ya es la tercera chance que se le escapa.

MÁS LEÍDAS DE Deportes

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.