El primer festejo tras el doping: María Sharapova se coronó en Tianjin y ganó su primer título desde 2015