Gran Premio Jockey Club: la aceleración de Marignac hizo la diferencia en la carrera icónica de San Isidro

Marignac, con Adrián Giannetti, ganó el GP Jockey Club, el segundo paso de la Triple Corona
Marignac, con Adrián Giannetti, ganó el GP Jockey Club, el segundo paso de la Triple Corona Fuente: LA NACION - Crédito: Hernán Zenteno
Carlos Delfino
(0)
31 de octubre de 2020  • 21:53

Habrá que tomar a estos golpes de efecto como parte de la nueva normalidad. Sin carreras casi la mayor parte del año, para los potrillos cada clásico es una experiencia nueva. Incluso en el Gran Premio Jockey Club (G1), la carrera que este sábado en San Isidro ganó Marignac y en la que los principales favoritos Seteado Joy y Don Ringo no tuvieron la misma aceleración en la recta final.

"No tenemos guía ni los caballos tienen mucho fogueo. Es hacer nuestro trabajo bien y tener esperanzas, sabiendo que son clásicos difíciles. Más que diseñar una campaña, hay que tener el potrillo para el día justo", contextualiza Carlos Daniel Etchechoury, el entrenador del zaino que venía de salir de perdedor hace menos de un mes. La carrera ya podría llevar el nombre de Dany a esta altura: la ganó seis veces, incluidas tres de las últimas cuatro ediciones. Una curiosidad: todas fueron con jockeys diferentes.

Esta vez, aunque trabajan juntos hace 18 años, su aliado fue Adrián Giannetti, que el lunes pasado celebró los 34 y no había estado antes ni cerca de llevarse este cotejo antes. Ni siquiera había corrido a Marignac en sus dos carreras. "Me lo ofrecieron hace dos semanas y lo monté tres veces en los entrenamientos. Veo que de tarde corre más. La idea era traerlo tranquilo, venía cerca de los dos favoritos en el codo y notaba que el mío tenía mejor acción que ellos. En la recta, por afuera, salió muy fuerte", recrea el jinete.

El GP Jockey Club

La suspensión de las carreras fue dura para todos. Giannetti mira el lado bueno. "La cuarentena me vino bien para acomodarme personal y laboralmente. Estoy en el mejor momento de mi vida", le dice a LA NACIÓN. Esa sensación estaba al cruzar el disco. Se bajó el barbijo, empezó a celebrar agitando el brazo derecho y lanzó el beso al cielo. "La viejita siempre está presente. Me hubiese gustado tenerla acá, al igual que a Toscano", dice. Su madre falleció hace unos años. Orosmán, otro entrenador compinche, murió en plena pandemia.

La entrega de premios del GP Jockey Club, con el equipo de Marignac y Las Monjitas aplaudido por el intendente Gustavo Posse
La entrega de premios del GP Jockey Club, con el equipo de Marignac y Las Monjitas aplaudido por el intendente Gustavo Posse Fuente: LA NACION - Crédito: Hernán Zenteno

En la Copa de Oro, Pinball Wizard se impuso por cinco cuerpos al favorito Village King y atrapó su segundo gran premio de 2400 metros en forma consecutiva. Detrás del puntero Forever Young hubo una partida de ajedrez, con el vencedor estudiando los pasos del preferido por la mayoría, que fue a buscar el liderazgo antes de llegar a la última curva, pero nada pudo hacer para sostener el primer lugar en la recta final.

El triunfo de Pinball Wizard

"Se me había ido un poco por los 1500 metros y a los caballos buenos no les podés dar ventajas. El mío venía muy fácil, adelante habían venido de galope y no se podía esperar", describió el jockey Juan Cruz Villagra, que también lo había montado en el triunfo anterior, cuatro semanas atrás. En el medio, el jinete superó sin complicaciones el Covid-19. Fue un caso leve. Está claro que no perdió energías. Pinball Wizard lo esperó para volver a cruzar adelante.

Y como si fuera poco, casi una hora después, Villagra volvió a festejar en un gran premio, el San Isidro - Copa Melchor Ángel Posse, en los 1600 metros y con Hole in One. Desde diciembre de 2016 que no ganaba dos pruebas de ese nivel en la misma jornada. Por coincidencia, fueron las mismas categorías, aunque aquella tarde tuvo el condimento más exquisito, el Carlos Pellegrini, con Sixties Song.

El GP San Isidro

Esta vez no la tuvo tan fácil, ya que Hole in One tuvo que esquivar al puntero El Consorte, que perdía velocidad. "La recta es larga y los huecos en algún momento se hacen", minimizó Juan Cruz, que se puso el traje de Messi para eludirlo a la carrera y prevalecer por tres cuartos de cuerpo.

Hubo otro espectáculo, que fue el tordillo Strategos en el Suipacha (G1-1000m), cotejo que dominó por cinco cuerpos como si toda la vida hubiera corrido las carreras de recta pura y no hubiera sido su segunda experiencia, tras probarse por años en las de codo. Es otra de las figuras del momento.

Strategos ganó el Suipacha

Conforme a los criterios de

Más información
ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Deportes

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.