Turf: se llama La Extraña Dama y les dio una lección a los machos en el Gran Premio 25 de Mayo

La Extraña Dama dejó a los machos en el camino en los 2400 metros que clasifican a la Breeders Cup Turf, en los Estados Unidos
La Extraña Dama dejó a los machos en el camino en los 2400 metros que clasifican a la Breeders Cup Turf, en los Estados Unidos Crédito: Carlos Lares
Gustavo S. González
(0)
25 de mayo de 2018  • 22:55

En la lista de salidas para el 25 de Mayo se ve que estaba el hipódromo de San Isidro . Por su abanico, que abarcó a la familia (juegos para chicos, stands para grandes, incluyendo un patio de comidas, actuaciones artísticas) y a los incondicionales (con la oferta de tres grandes premios), la fecha patria fue una opción de primera y hubo una gran concurrencia.

Después, nada defraudó. Ni las atracciones ni las carreras. Y en la pista, La Extraña Dama, la única yegua entre doce caballos, le dio la razón a todo el stud La Pomme, en una decisión que pasó por las manos de Samuel y Guillermo Liberman. Ganó por cuatro cuerpos el Gran Premio 25 de Mayo que se ofrecía abierto por la falta de una estrella que encandilara. La mejor hembra fondista tenía que hacer un master entre ganadores de carreras importantes.

Enrique Martínez de Hoz, director de La Pomme aseguró: " Eduardo [Ortega Pavón , el jockey] también opinó. Para mí, La Extraña Dama, es mejor en 2400 metros o 2200 que en 2000". El jinete paraguayo comentó: "Ya en Palermo había demostrado que podía ganar de atropellada".

La Extraña Dama es uno de los ejemplares que le da a José Luis Palacios, su entrenador, las satisfacciones que necesita su ánimo, que habita un cuerpo con problemas de salud. Lucho es un maestro para preparar fondistas. Fue el responsable de la campaña de El Sembrador, ganador de un Gran Premio Brasil para la historia, en Río de Janeiro. Se aplaudió fuerte cuando Diego Notario, el locutor, nombró en la premiación a Palacios, que es reemplazado por José Cristobal Blanco, un colaborador fiel, de más de 30 años al lado del entrenador, y que solo sacó la patente profesional ahora, cuando su jefe lo necesita.

La sorpresa y un "tordo"

En el Gran Premio de Potrancas, más de uno se enteró de que Luciano de la Cal, aquel aprendiz que surgió hace unos años con la gorra y las chaquetillas, ahora lleva las riendas pero desde afuera de la pista. Es el entrenador de Touch of Pink, a la que trajo de su Mar del Plata natal, donde hace cinco años encontró el refugio para restañar las heridas, cuando la profesión que eligió por vocación le puso un límite. "Me retiré con descargo", pone en autos ahora sobre el jockey ya archivado, que no pudo salir de aprendiz.

Ahora lleva cuatro años empujando desde el hipódromo de su ciudad, que lucha hace tiempo por volver a ser. "La compré en el remate de Santa María de Araras", cuenta sobre la hija de Heliostatic, y agrega "nos costó 40.000 pesos", como para que quede claro que se trató de una ganga. De la Cal debió resolver un problema sobre la hora. La yegua corrió hasta ayer con Damián Ramella, pero unas líneas de fiebre lo bajaron. Entonces vino Leandro Gonçalves, el brasileño que está arrasando en las estadísticas. Dice De la Cal, admirado: "Le di libertad y él eligió venir en la punta". Uno empieza a escribir una historia, pero a veces no sabe por dónde va a terminar.

En el Gran Criterium, la versión para potrillos de la primera milla clásica en el césped, ganó Tremendo Tordo. A los tordillos les suele pasar que el pelaje delata sus defectos físicos o exalta sus virtudes. A este bastó verlo atropellar para que aquello quede en segundo plano. Un aluvión Tremendo Tordo cuando Wilson Moreyra lo puso a correr a media cancha. El jockey está en estado de gracia. Omar Labanca, su cuidador, lo fue también de Campi di Roma, la madre del ganador del Criterium, la que le dio el color al pelo de su mejor hijo.

RUMBO A LA BREEDERS’ CUP

Ganar el Gran Premio 25 de Mayo traía yapa. El ganador obtenía una gatera en la Breeders’ Cup Turf (G 1-2400m-césped), que este año se correrá en Churchill Downs, el hipódromo de Louisville, Kentucky. "Sería un honor y un placer correr ese clásico, esperemos que nos convenza John", aseguró Enrique Martínez de Hoz. John es Fulton, el representante de la organización de la serie en América del Sur, que también fue consultado en la conferencia de prensa ayer: "Me gustaría verla en ese hipódromo; a las yeguas buenas les ha ido bien contra los machos y ella es muy buena en 2400 metros". Este virtual campeonato mundial del turf se hace el 2 y 3 de noviembre.

ADEMÁS

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.