Un Dakar especial para Stéphane Peterhansel, de nuevo candidato y con una dosis de nostalgia