Un empate que les sirvió de poco

Argentinos igualó con Quilmes 1 a 1; Garnier puso en ventaja al equipo de Giunta y Gómez selló el resultado
Nahuel Carmona
(0)
24 de noviembre de 2013  

Casi como un partido de ajedrez, la lectura previa del choque clave en los promedios entre Argentinos y Quilmes mostraba a las claras cuál era el propósito de cada uno. Verborrágico, como siempre, Caruso Lombardi decía que el empate no le servía, mientras que el equipo de Blas Giunta llegaba al encuentro con un solo delantero bien definido, más Caneo en función de media punta.

De esta forma comenzó un partido signado por la lucha en la mitad de la cancha. Argentinos, con mucha vorágine en sus mediocampistas y un referente de área como Boyero, comenzó con la tenencia de la pelota buscando desbordar por los costados, hasta que a los 10 minutos Braña se acomodó y dominó gran parte de la zaga central sobre la base de su incansable recorrido. Y así fue cómo en uno de los tantos retrocesos buscando encontrar el hueco, el "Chapu" recuperó la pelota y lanzó para Diz, que luego sirvió la pelota para Garnier para que el volante platinado convirtiera el primer gol.

Si el encuentro estaba incómodo para el equipo local, el tanto dejó en evidencia las complicaciones con las que se topa a la hora de tomar el protagonismo del partido. Fue el canterano Rodrigo Gómez quien se cargó la responsabilidad y, en un rechazo de Migliore, disparó de fuera del área un remate imposible para Sebastián Peratta. El empate le quedaba más lógico al desarrollo del partido, si bien Argentinos era el que intentaba más.

El segundo tiempo mantuvo la tendencia, con el equipo dirigido por Caruso haciendo el desgaste y Quilmes esperando bien parado en el fondo. En este sentido, el arquero cervecero se lució con algunas tapadas (la más clara, un cabezazo de Triverio a contrapierna que manoteó al córner), mientras que, en el área rival, el juez no pitó un claro penal en perjuicio de Caneo por clara falta de Palomino.

Con este resultado, Argentinos dejó escapar una chance de seguir acortando distancias en su lucha por la permanencia, mientras que Quilmes suma mientras busca armar una base.

En casa le cuesta

Como local frente al conjunto cervecero, Argentinos la tiene complicada desde hace tiempo. Su última victoria en tal condición –pero jugando en la cancha de Ferro– fue el 6 de noviembre de 1991, cuando el equipo de la Paternal le ganó 1 a 0 a Quilmes, con un gol del "Pipa" Gancedo.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.