Wayne Ferreira se fue en camilla

Por cuarta vez en París, el sudafricano, de 31 años, tuvo que retirarse por una lesión; en este caso, por un desgarro del aductor derecho
(0)
31 de mayo de 2003  

PARIS (De un enviado especial).- Es como si Roland Garros estuviese embrujado para Wayne Ferreira: fue la tercera vez que tuvo que abandonar este Grand Slam por lesión, un récord histórico en el certamen.

Dolorido e imposibilitado de mover un músculo, su última postal en París la compartió con el alemán Rainer Schuettler, que lo ayudó para calmar los pinchazos en el aductor derecho, luego de que intentó alcanzar una pelota de drive y se abrió de piernas al máximo, para finalmente caer sobre el polvo de ladrillo.

Hasta ahí, el partido correspondiente a la tercera rueda lo dominaba Schuettler, que se imponía por 6-3, 1-6, 7-6 (3) y 2-3. Pero el sudafricano, de 31 años, batallaba por seguir adelante en su Grand Slam número 50 jugado en forma consecutiva; el primero en la serie fue Australia 91.

Comprobada la lesión, Ferreira se retiró del court N°1 en camilla. Hasta ayer cumplía su decimotercera participación en París, cuya mejor posición la cumplió en 1996, cuando llegó a los octavos de final.

Los antecedentes indican que el jugador se retiró por lesión por primera vez en 1994, en la rueda inicial, ante el español Alberto Berasategui. En 1997 se lesionó contra el español Roberto Carretero en segunda rueda, pero terminó el encuentro; luego, no se presentó ante el checo Petr Korda. Y en 1998, en la tercera rueda contra el chileno Marcelo Ríos, también una dolencia le impidió finalizar el partido.

  • Agassi llegó a los 50 festejos . Para Andre Agassi fue la victoria número 50 en Roland Garros. El número dos del mundo y campeón aquí en 1999 eliminó sin problemas en la tercera ronda al belga Xavier Malisse por 6-4, 7-5 y 7-5. El norteamericano señaló que el primer set ante el belga fue peleado, pero que pudo superarlo. "Tres sets son mucho mejores que cinco", manifestó Agassi, de 33 años, que sólo perdió trece partidos en Roland Garros desde su debut en 1987.
  • La jornada mostró triunfos arrasadores entre las grandes favoritas. Entre ellas, Serena Williams y la belga Justine Henin-Hardenne, que sumaron sólo 90 minutos de juego entre ambas. Williams arrasó a la austríaca Barbara Schett 6-0 y 6-0 y aseguró que el partido "no fue tan sencillo como lo sugiere el resultado".

    Henin despachó con un 6-1 y 6-1 a Dally Randriantefy, de Madagascar, y se medirá con la suiza Patty Schnyder.

    ADEMÁS

    MÁS LEÍDAS DE Deportes

    Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

    Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.