Acuerdan con los bancos asegurar la provisión de dólares

Fuente: Archivo
Javier Blanco
José Luis Brea
(0)
1 de septiembre de 2019  • 22:29

Los bancos deberán asegurar hoy el normal abastecimiento de dólares y pesos para que a ningún ahorrista o cliente le queden dudas de que podrá disponer de lo suyo. En todo caso, las limitaciones que se imponen son de acá en más y en ningún modo para atrás.

La consigna surgió de una reunión mantenida hoy por la tarde entre la cúpula del Banco Central (BCRA) y representantes de los bancos y de las distintas cámaras en que se agrupan. Fue un encuentro expeditivo que dejó a la vista que esta vez no los unía el amor, sino el espanto.

El pedido que les lanzó la cúpula del Banco Central (BCRA) en pleno fue simple: hoy tienen que operar todos normalmente y estar en condiciones de asegurar que quienes quieran retirar dólares de sus cuentas puedan hacerlo normalmente, tanto como quienes quieran comprar aunque no más de US$10.000, en vista de las nuevas disposiciones en vigencia.

Es para intentar que nadie se lleve la sensación de "cepo", aunque en los hechos las nuevas normas suponen una restauración parcial, ni de "corralito", ya que no habrá restricciones para hacer retiros de depósitos de los bancos. A su vez, para que todo eso sea posible, éstos deberán extender el habitual horario de atención al público en sucursales hasta las 17 horas, es decir, dos horas más que lo usual.

"Estamos trayendo US$20.000 millones en billetes que arriban al país en unas horas. No tendrán ningún problema de abastecimiento", les transmitió sereno pero firme a la vez el titular del organismo Guido Sandleris, quien reclamó que a sus vez transmitan esa "tranquilidad" a sus clientes.

"Si alguien sabe que esto no es igual a lo de otras veces son ustedes. Los dólares están: de eso se tiene que dar cuenta la gente", les reclamó su vice, Gustavo Cañonero, según reconstruyó la nacion.

Ninguno de los dos necesitó ser enfático: a la reunión convocada fueron, mayoritariamente, gerentes generales de los bancos que venían de vivir dos días de terror, sobre todos los que son fuertes en banca minorista, como el Santander, el Francés, el HSBC o el ICBC. También hubo representantes del Citi y de Banco Patagonia, entre otros.

El jueves, pero principalmente el viernes, las sucursales bancarias de la ciudad, los puntos más importantes de Conurbano bonaerense y las ciudades más importantes del interior recibieron miles de ahorristas temerosos de repetir la historia de 2001. Es decir, estaban ante un auditorio que compartía sus miedos y urgencias.

Tal vez por eso la reunión duró apenas 15 minutos: había poco para hablar y mucho por hacer.

La instrucción oficial incluyó dos pedidos más a los bancos:

  • Tomen contacto con todas las empresas exportadoras conlas que operan para recordarles que rige la obligación de liquidar aquí y en plazos perentorios.
  • Cobren todos préstamos que puedan (para que se hagan de un colchón extra de liquidez propia mientas dure la "emergencia").
  • Las entidades que tengan algún inconveniente de liquidez que les dificulte devolver depósitos no duden en pedir repos (préstamos) al BCRA: se los haremos contra Letes o cualquier otro título público.

Preguntas y dudas

Los banqueros plantearon sus dudas, confirmaron asistentes al encuentro. El presidente del Santander, Enrique Cristofani, pronosticó que a partir de estas medidas los bancos ya no tendrán incentivos para ofrecer cajas de ahorro en dólares. "La gente está harta y el sistema también; se va a achicar aún más", coincidieron los asistentes.

Varias preguntas estuvieron dirigidas a las operaciones de "contado con liquidación" (CCL). "Todas las entidades y filiales bajo nuestro control por ahora las tendrán prohibidas, pero el CCL seguirá existiendo aunque la Comisión Nacional de Valores (CNV) redefinirá algunas cosas", explicaron.

Los banqueros, entre otros, además de Cristofani; Gerardo Martino (HSBC), Alejandro Ledesma (ICBC); Martín Zarich (BBVA), Ricardo Dessy (Citi) y Claudio Cesario (ABA), plantearon a Sandleris la posibilidad de, ante estas medidas restrictivas, bajar la tasa de interés, pero las autoridades del Central ratificaron que la política monetaria seguirá siendo dura. Además, pidieron facilitar los préstamos para las pymes sin mucho eco.

El tema de las transferencias también habría generado fricciones. Algunos banqueros señalaron que si no les dejan transferir, muchos clientes van a extraer igual todos los dólares en efectivo.

También se preguntó si las medidas se habían hablado con la oposición o si esta "seguiría con el lanzallamas". "Se habló con ellos, pero igual seguirán con el lanzallamas", fue la respuesta.

Sandleris admitió, según las fuentes, que las medidas "son malas", pero las justificó en la crítica situación. La idea es salvar las reservas y a los individuos. Al 98% de la gente común no se la molesta, argumentó.

"Lo único que tiene que quedar claro es que todo aquel que tiene dólares en sus cuentas no tendrá limite alguno para disponer de ellos", insistió Sandleris antes del final de la reunión en el BCRA.

"Si tienen algún faltante, no duden en solicitarnos que se los abastezca", repitió Cañoñero mientras algunos emprendían la retirada, a eso de las 16:30, presurosos para llegar a ver el superclásico entre River y Boca, y dar la orden a sus empleados para empezar a poner a punto los sistemas para hoy.

Anoche aún se discutía la implementación de algunas medidas, sujetas a la operatoria de cada banco.

MÁS LEÍDAS DE Comunidad de negocios

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.