Advierten que la crisis energética se agrava

Según un ex secretario de Energía, la producción de gas cayó 5,9% frente a 2012
(0)
30 de noviembre de 2013  

El ex secretario de Energía Jorge Lapeña afirmó que "la situación energética argentina se agravó a lo largo de 2013" y que "el problema energético no es ya un problema de la infraestructura, sino de la economía y deberá ser resuelto por la política".

Lapeña, que preside el Instituto Argentino de la Energía General Mosconi (IAE), refirió que "se acentúa la tendencia declinante de largo plazo de la producción de hidrocarburos, que se inició en 1998 en petróleo y en 2004 en gas natural de modo que las reservas comprobadas de gas son hoy la mitad de las que tenía nuestro país en 2001".

En un discurso que pronunció en la sede de la entidad, Lapeña afirmó que el problema energético no tendrá una solución autónoma sectorial. "La solución no será ni fácil, ni corta, ni poco costosa en términos económicos y políticos, y sin embargo el problema no forma aún parte de la agenda política argentina", consideró el ex funcionario.

En su alocución, Lapeña refirió que "en lo que va de 2013, la caída de la producción total país de gas natural es de 5,99 por ciento respecto a 2012 y en petróleo, la producción se reduce respecto al año anterior en el 3,12 por ciento, mientras que la tendencia de la demanda energética total de largo plazo es creciente".

En este contexto, agregó, es lógico que se incrementen las importaciones energéticas, cuya proyección para este año indica un valor cercano a los 13.000 millones de dólares, un 30% superiores al año anterior. Lapeña agregó que "asociado a dichas importaciones, se prevé un déficit de balanza comercial energética para 2013 cercano a los 7000 millones de dólares". El ex secretario no obstante celebró que el Gobierno haya arribado a un principio de acuerdo sobre el precio y la forma de pago por la expropiación de YPF.

Por su parte, el ministro de Planificación Federal, Julio De Vido, cuestionó ayer al ex secretario de Energía radical Jorge Lapeña, quien afirmó que la situación energética "se agravó a lo largo del 2013".

"Hablar de autoabastecimiento energético con 54 por ciento de pobreza, 25 de desocupación y las tarifas más caras del mundo (en alusión a la situación imperante hace una década), es faltarle el respeto a la inteligencia de los argentinos", afirmó De Vido.

El ministro salió al cruce de las declaraciones que Lapeña realizó durante un acto del Instituto Argentino de la Energía (IAE).

De Vido sostuvo mediante un comunicado que "aunque le preocupe a Lapeña, la demanda de energía aumenta porque éste es un modelo que pone el eje en el consumo, en fortalecer el mercado interno, porque en ese círculo virtuoso aumenta el empleo y la producción industrial".

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.