Airbnb apuesta fuerte a los Juegos de Rio