Alpargatas se desprendió de su negocio textil en la Argentina

Entre septiembre último y ayer, la firma vendió cuatro plantas
Entre septiembre último y ayer, la firma vendió cuatro plantas
Sofía Terrile
María Julieta Rumi
(0)
17 de julio de 2019  • 18:02

Alpargatas se despidió de las últimas fábricas textiles que mantenía en la Argentina y, de ese modo, dio por concluida esta unidad de negocios en el país. Se trata de un paso más en una reestructuración de la compañía de 139 años de historia que responde a una "estrategia de negocios", informaron fuentes de la compañía a LA NACION.

En un comunicado enviado a la Bolsa de San Pablo, la firma de capitales brasileños informó que ya se desprendió de sus cuatro fábricas textiles. La de Corrientes y la de Chaco la vendió a Marfra SA, una firma chaqueña. La de Florencio Varela, a Cladd, una compañía con plantas ubicadas en la provincia de La Rioja y en Morón, provincia de Buenos Aires. Finalmente, la de Catamarca fue adquirida por Fibran Sur, una pyme de Florencio Varela.

A fines del año pasado se firmó la carta de intención por la planta de Chaco y hace unos meses por la de Catamarca. Ayer hubo un acuerdo vinculante por las operaciones en Florencio Varela y Corrientes, y así se completará el traspaso de las cuatro plantas por US$14,4 millones, informó la compañía.

De ese modo, "con la transferencia real de estos activos a sus respectivos compradores" que, según informó la firma, se completará el 1 de octubre de este año, Alpargatas Argentina deja de trabajar en el segmento textil.

Las plantas de Florencio Varela y Catamarca continuarán activas y con todo su personal. Cadd, la compañía que compró la fábrica bonaerense, dijo a LA NACION que se sostendrá el trabajo de más de 100 personas y que la transferencia de activos (que, en este caso, están abocados a la tintorería industrial textil) tiene como objetivo agrandar las instalaciones de la organización, que ya va por su quinta planta.

Fibran Sur, por su parte, adquirió la planta de Catamarca y también mantendrá los más de 100 puestos de trabajo que tiene hasta el momento. El plan es eficientizar la producción de la compañía a través de la compra de esta fábrica dedicada a la fabricación de productos de limpieza textil, aclararon desde la firma.

La compañía chaqueña Marfra SA, según el comunicado enviado a la bolsa brasileña, se quedará con las plantas de Corrientes y de Chaco. En declaraciones a Diario Norte, el presidente del directorio de la firma habló sobre la segunda fábrica y aclaró que allí se mantendrán todas las fuentes de trabajo.

Más de 100 años de historia de Alpargatas

Mientras tanto, Alpargatas Argentina mantendrá la producción de calzados para la firma Topper en una planta de Tucumán, en la que trabajan unos 700 empleados. En septiembre último, Alpargatas había vendido esta marca de zapatillas -a un empresario y predicador mormón brasileño, Carlos Wizard Martins, que pagó US$24 millones-, pero se quedó con la fábrica.

Una semana después, la empresa confirmó el cierre de las operaciones fabriles de Santa Rosa y Catamarca Calzado, donde trabajaban 130 y 170 empleados, respectivamente. Además, en ese entonces, y siguiendo con su plan de reestructuración, la empresa despidió a 153 empleados de tres plantas textiles: Catamarca (53), Corrientes (62) y Florencio Varela (38).

Alpargatas es una compañía de 139 años de historia. Comenzó sus actividades en 1880, cuando se asociaron un fabricante de calzados, Juan Etchegaray, y un miembro de una familia de industriales escoceses, Robert Fraser.

En 1907 la firma se expandió a Brasil y fundó São Paulo Alpargatas, compañía que un siglo después se convertiría en su propia controlante. Actualmente, algunas de las marcas que maneja la compañía brasileña incluyen Havaianas y Rueda.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Comunidad de negocios

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.