Andrey Guryev: "La inflación de dos dígitos al año es el mayor obstáculo para las inversiones"

El presidente del Consejo Empresario Ruso-Argentino destacó las ventajas de la actual coyuntura, pero advirtió que aún hay problemas
El presidente del Consejo Empresario Ruso-Argentino destacó las ventajas de la actual coyuntura, pero advirtió que aún hay problemas
Sofía Diamante
(0)
10 de diciembre de 2018  

Andrey Guryev es director general de PhosAgro, una de las empresas más grandes de producción de fertilizantes de Rusia, y es a su vez presidente del Consejo Empresario Ruso-Argentino, un organismo que se creó hace dos años para impulsar las conexiones de negocios y mejorar el comercio entre los dos países.

En una entrevista con LA NACION , en el marco de la misión de su país que asistió a las recientes deliberaciones del G-20 en Buenos Aires, Guryev, presidente también de la asociación rusa de productores de fertilizantes, indicó que el consumo de este producto en la Argentina se duplicó con el cambio de gobierno, en diciembre de 2015, cuando asumió la actual administración. Si bien considera que el país mejoró varias políticas macroeconómicas, advirtió que aún son preocupantes los niveles de inflación y las altas tasas de interés.

-¿Por qué los empresarios rusos están interesados en invertir en la Argentina?

-Están interesados en invertir y trabajar acá desde hace muchos años. Muchos de los proyectos que se están discutiendo ahora nacieron hace 10 años, con la anterior administración, y ahora continúan con la actual.

-¿Y por qué tardan tanto tiempo?

-Las actuales políticas del Gobierno son muy distintas de las del anterior. El país se movió de izquierda a derecha, hacia un país más promercado. Nos juntamos con el presidente Mauricio Macri y le comentamos los actuales inconvenientes y los anteriores, como los controles del tipo de cambio, las prohibiciones a las importaciones y la burocracia del Estado. Era muy difícil en aquel entonces para un empresario tomar una decisión de invertir, porque no sabía cuándo iba a poder sacar sus ganancias hacia su país. La situación actual también tiene sus particularidades: hay mucha inflación y una tasa de interés muy alta. La inflación es el mayor obstáculo, porque es de dos dígitos al año.

-Decía que el país cambió de izquierda a derecha. ¿Cómo afectan estos vaivenes políticos que puede haber cada cuatro años?

-La Argentina también tiene elecciones legislativas cada dos años. Eso tampoco le da mucha estabilidad. Cuando se intentan aplicar reformas sociales y económicas, hay que tener apoyo, y algunas de esas reformas necesitan tiempo.

-¿En qué áreas están interesados en invertir los empresarios rusos en el país?

-Las inversiones serían enfocadas directamente en la economía real, para construir algo nuevo. No sería un préstamo a un fideicomiso que después habría que ver en dónde gastarlo. Las compañías rusas, a diferencia de las chinas, tienen inversiones directas en localizaciones de producción, tecnología, conocimiento y construcciones. Son proyectos reales, con construcción real y dinero real. Estamos muy interesados en este país. Es muy extenso y tiene una de las reservas de gas más grandes del mundo después de Rusia, además de unos paisajes increíbles. Pero los empresarios rusos quieren tener estabilidad, quieren entender que si invierten después pueden sacar su dinero del país.

-¿En qué sectores buscan invertir en concreto?

-En construcción de ferrocarriles, en Vaca Muerta, en yacimientos de gas y generación de energía, entre otros sectores. Hay muchas compañías rusas interesadas en aumentar sus ventas aquí. Nosotros, por ejemplo, acabamos de abrimos una oficina comercial en Puerto Madero para tener mayor presencia y estar cerca de nuestros clientes en el país.

-¿Cómo son sus niveles de ventas en la Argentina?

-Tenemos el 10% del mercado de fertilizantes. El año pasado vendimos 145 toneladas y este año aumentamos a 170.000 toneladas. Para el año próximo esperamos vender 220.000 toneladas. Vamos a tener un crecimiento de doble dígito. Le voy a decir un dato que seguramente le parecerá interesante: cuando la administración cambió de Cristina Kirchner a Macri, el consumo de fertilizantes en la Argentina se duplicó en un año. Básicamente, porque se terminó con el control de cambios, los agricultores podían exportar e ingresar sus dólares. Eso trajo más certidumbre para que los agricultores invirtieran en fertilizantes. También porque el Gobierno quitó el arancel del 6% a las importaciones de fosfato diamónico de alta calidad, de producción rusa, lo cual fue un buen gesto para nosotros y nos impulsó a aumentar nuestra presencia en la Argentina.

-¿Qué opina de que la actual administración volvió a colocar impuestos a las exportaciones?

-Por un lado, tuvieron la devaluación de la moneda, lo que hizo que los precios de las commodities quedaran en un buen valor para los agricultores. Pero también tuvieron una sequía, y ahora se pusieron más retenciones. Eso no ayuda. Pero, al mismo tiempo, hablamos con nuestros clientes y dicen que están bien, que la economía está bien. Hay otros problemas, que tienen que ver con la tasa de interés. Es uno de los problemas más grandes, junto con la inflación, que trae incertidumbre para todos los actores y afecta el crecimiento económico.

Conforme a los criterios de

Más información
ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Comunidad de negocios

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.