Ante la sanción de la OMC, el Gobierno podría negociar con EE.UU., Japón y la Unión Europea por las importaciones

Capitanich dijo que se buscarán "criterios de negociación bilateral con los países denunciantes"; el país fue sancionado por las declaraciones juradas anticipadas
(0)
16 de enero de 2015  • 11:08

El jefe de Gabinete, Jorge Capitanich, afirmó hoy que el fallo de la Organización Mundial de Comercio (OMC), que ayer cuestionó la aplicación de Declaraciones Juradas Anticipadas de Importaciones (DJAI) por parte de la Argentina, "no promueve en forma inmediata ninguna modificación en la política de la administración de comercio" que mantiene el gobierno nacional.

En su habitual conferencia de prensa en Casa Rosada, Capitanich adelantó que "es imprescindible un análisis exhaustivo y minucioso de los términos del fallo".

Consideró además "posible que se establezcan criterios de negociación bilateral con los países denunciantes -Estados Unidos, Japón y la Unión Europea, pero no sin antes hacer un análisis de contexto", dada la crisis que aún afecta a la economía mundial.

El jefe de Gabinete cuestionó luego las "operaciones de prensa respecto de supuestos faltantes de determinado tipo de bienes e insumos, debidos a la falta de previsión de las empresas o de acciones especulativas de las mismas compañías, pero no ocurren por un problema de restricción o autorización" de parte del Gobierno.

Capitanich recordó que la Argentina "está entre los diez primeros países que más aumentaron sus importaciones en los últimos once años", mientras los países denunciantes en la OMC son también "los principales denunciados y con mayor cantidad de fallos adversos" en el organismo, por sus prácticas en materia comercial.

A partir de una demanda conjunta de Estados Unidos, la Unión Europea, Japón y una decena de países -entre ellos, México-, el tribunal de apelaciones de la OMC informó que el Gobierno debe "cumplir con las reglas del comercio internacional". Ratificó así un fallo de primera instancia que un tribunal especial había emitido en septiembre por una denuncia de 2012.

La OMC entendió que las trabas impuestas por la Argentina están "en violación de las normas del comercio internacional".

Capitanich dijo, por otra parte, que el cuestionado sistema de DJAI "implica análisis previos de las importaciones, en función de los planes y las proyecciones de las empresas para garantizar su previsibilidad", y es además "una herramienta que permite regular el normal abastecimiento de los bienes del interior del país y un instrumento de la gestión de riesgo aduanero".

"El anticipo de información es considerado por la Organización Mundial de Aduanas para asegurar y facilitar el comercio mundial", a la vez que permite "garantizar un resguardo en materia de seguridad".

MÁS LEÍDAS DE Comunidad de negocios

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.