Caen las reservas de hidrocarburos

Mientras que las de crudo se mantienen estables, las de gas disminuyeron 5,3%; también bajó la producción
Oliver Galak
(0)
28 de enero de 2012  

Con más de siete meses de demora respecto del calendario habitual de difusión, el Gobierno publicó esta semana los datos oficiales de reservas de hidrocarburos disponibles al 31 de diciembre de 2010. Como podrá suponerse, no era precisamente la difusión de buenas noticias la que había que postergar hasta este enero.

Según los datos publicados por la Secretaría de Energía, las existencias comprobadas de gas natural totalizaron 358.726 millones de metros cúbicos, un 5,3% que un año antes. Es la cuarta caída consecutiva, pero si se obvia el leve repunte de 2006 (1,6%), los datos arrojan disminuciones en todos los ejercicios desde 2000: la caída acumulada en este período asciende al 54 por ciento.

En el caso del petróleo, la situación es algo más estable desde hace algunos años. Las reservas comprobadas totalizaron 401,3 millones de metros cúbicos, un 0,5% más que un año antes. "Sin embargo, debe tenerse en cuenta que esta aparente estabilidad se da en el contexto de una producción decreciente", advirtió un informe del Instituto Argentino de la Energía (IAE) General Mosconi.

Calculados en toneladas equivalentes de petróleo, los hidrocarburos totales del país disminuyeron 2,3% en la última medición y 38% si se considera el período 2001-2010.

"Si no hay inversiones, si no hay una política pública que llame a invertir en esta área, entonces es lógico que caigan las reservas", opinó Jorge Lapeña, presidente del IAE y ex secretario de Energía nacional.

La situación del gas es la más comprometida. Al ritmo actual de producción, el horizonte de reservas es uno de los más bajos de los que se tengan registro: 7,6 años. Las caídas de las reservas probables y de las posibles (aquellas que podrían convertirse en reservas probadas en el futuro) fueron todavía más pronunciadas: 15,1 y 13,6 por ciento, respectivamente, sobre los valores oficializados al último día de 2009.

Las cuencas Noroeste, con una caída del 29%, y Austral (-7%) fueron las que más sufrieron la pérdida de reservas de gas. La cuenca neuquina creció 2% y ya concentra el 45% del total de reservas gasíferas.

Una de las cuestiones más llamativas es que en los datos oficiales sobre reservas de hidrocarburos no parece haber ningún impacto de los pomposos anuncios sobre hallazgos de reservorios no convencionales de gas y petróleo. Ni siquiera impactaron en la columna de "recursos" (existencias que hoy todavía no pueden ser extraídas), que mostró prácticamente los mismos valores que un año antes.

El 7 de diciembre de 2010 (dentro del período informado ahora oficialmente), con la presencia de la presidenta Cristina Kirchner, YPF había anunciado el descubrimiento de un megayacimiento de tight gas. El sitio web de la Presidencia dijo entonces que este descubrimiento "dejará un horizonte de reservas por 50 años" y la propia Presidenta habló de "tener aseguradas ahora reservas gasíferas hasta 16 años".

Producción

En el caso del crudo, el horizonte de reservas se ubica en 11,4 años (3 meses más que a fines de 2009). Gran parte de la explicación de este pequeño crecimiento radica en el comportamiento de la cuenca del golfo San Jorge, la única que mostró una suba (4%) en las reservas comprobadas. Esa cuenca ya alberga el 63% de las existencias de crudo del país.

Paralelamente, continúa decayendo la producción de hidrocarburos, pese a la demanda creciente, motivada tanto por motivos demográficos como por la expansión económica. La caída estimada de 2011 respecto de 2010 es de 4,4% en gas natural y del 8,5% en petróleo, señaló Lapeña en un informe.

Si bien son datos basados en los primeros nueve meses del año pasado, marcan una tendencia difícil de revertir en el corto plazo. La producción de gas viene disminuyendo en forma ininterrumpida desde 2004 y la de petróleo lo hace desde 1998.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.