El Banco Central ajusta su plan monetario y espera mejores rendimientos de los plazos fijos

El organismo tomará como meta de su programa el promedio bimestral de base monetaria, permitirá a los bancos utilizar una mayor porción de sus encajes para comprar Leliq y mantendrá el piso del 58% de tasa de interés hasta que se conozca el próximo dato de inflación del Indec
El organismo tomará como meta de su programa el promedio bimestral de base monetaria, permitirá a los bancos utilizar una mayor porción de sus encajes para comprar Leliq y mantendrá el piso del 58% de tasa de interés hasta que se conozca el próximo dato de inflación del Indec Fuente: Archivo - Crédito: Fernando Massobrio
Esteban Lafuente
(0)
22 de julio de 2019  • 10:31

Ante el riesgo cierto de incumplir con su meta de base monetaria en julio, el Banco Central anunció hoy una flexibilización del plan monetario implementado para luchar contra la inflación y la suba del dólar. Según confirmó el organismo esta mañana a través de un comunicado, se tomará como objetivo el promedio bimestral de base monetaria (hasta aquí era mensual) y se permitirá a los bancos usar una mayor porción de los encajes para comprar Leliq a siete días.

Así lo definió esta mañana el Comité de Política Monetaria (Copom) del organismo, que defendió su decisión para evitar que el esquema monetario "se vuelva excesivamente contractivo en julio y expansivo en agosto", de acuerdo con el comunicado difundido por el BCRA.

De esta forma, se decidió utilizar el promedio bimestral de base monetaria para determinar el cumplimiento de la meta del programa porque "en una actitud precautoria, los bancos están integrando encajes durante el mes de julio por un monto mayor al requerido para el bimestre, esperándose por lo tanto una integración menor en agosto".

El análisis de las medidas del Banco Central, en +Info.

11:30
Video

Por otra parte, el Copom elevó en 3 puntos porcentuales la fracción de los encajes bancarios (la parte de los depósitos de los clientes que las entidades financieras no pueden prestar o utilizar para otros instrumentos) que los bancos podrán emplear para comprar Leliq.

"Los encajes no remunerados limitan en rendimiento de los depósitos porque generan una brecha entre la tasa de política monetaria y la que reciben los ahorristas", detalla el comunicado del Copom, que afirma que la decisión fue tomada de forma unánime por sus integrantes, Guido Sandleris -presidente del BCRA-, Gustavo Cañonero -vicepresidente primero-, Verónica Rappoport -vicepresidenta segunda-, Enrique Szewach -director del BCRA- y Mauro Alessandro -subgerente general de investigaciones económicas-.

A su vez, el organismo decidió extender el piso mínimo de la tasa de referencia (la resultante de sus licitaciones diarias de Leliq) en un 58% al menos hasta después de las PASO. Según especificó el BCRA, el piso de tasa podrá ser revisado recién cuando el Indec difunda el próximo dato de inflación mensual (el de julio), programado para el jueves 15 de agosto, cuatro días después de las elecciones primarias, que serán el 11 de ese mes.

Guido Sandleris, presidente del Banco Central
Guido Sandleris, presidente del Banco Central Fuente: LA NACION - Crédito: Hernán Zenteno

De esta forma, extiende ese piso, que inicialmente estaba vigente hasta fin de julio, al menos por una quincena, en una medida que busca que los bancos no disminuyan las tasas que ofrecen a los ahorristas por instrumentos de inversión en pesos, como los plazos fijos.

De acuerdo con las estimaciones que manejan en el Banco Central, el piso a las tasas de interés y las nuevas disposiciones sobre los encajes bancarios remunerados podrían derivar en una suba de alrededor de 2 puntos porcentuales en el rendimiento promedio de los plazos fijos que los bancos pagan a sus clientes.

Según los términos del programa monetario acordado con el FMI, el BCRA se comprometió a no expandir la base monetaria hasta fin de 2019, fijada para este mes en un valor de $1343 millones. Computar el promedio de dos meses en vez de los valores de julio permite un mayor plazo que escapa a la estacionalidad y la alta demanda de julio (cobro de aguinaldos, vacaciones de invierno, entre otros factores).

Fuente: Archivo - Crédito: Reuters

En este contexto de estacionalidad, el BCRA ya había definido que el cómputo de los encajes bancarios se realizara este mes de forma bimensual. Pero ocurrió que los bancos sobrecumplieron con su regulación en julio y eso habría generado una mayor liquidez en agosto, situación que podría haber generado mayor volatilidad financiera en un mes clave del calendario electoral. De esta forma, ajustar el cómputo de la base monetaria al de los encajes bancarios permite esquivar este movimiento.

De no realizar este cambio sobre la base monetaria, el BCRA podría haber recurrido a una fuerte absorción de pesos mediante sus Leliq en las últimas dos semanas del mes, con una suba importante en la tasa de interés.

El escenario fue inverso en las últimas jornadas. La semana pasada, las licitaciones diarias de estas letras arrojaron una baja de 0,3 puntos porcentuales en la tasa de interés de referencia (cerró a 58,71% el viernes) y una expansión monetaria superior a los $100.000 millones, escenario que dificultó el cumplimiento de la meta mensual en julio.

"El Banco Central venía muy pasado en el promedio de este mes y seguramente le iba a costar mucho cumplir la meta. Eso le iba a exigir convalidar una suba en la tasa de referencia en estos días, pero ahora lo que tenía que aspirar en 15 días, lo puede hacer en 45 días. Eso reduce la probabilidad de que tenga que subir las tasas", sostiene Gabriel Caamaño, socio de la Consultora Ledesma. "Además, cambiar la regulación sobre los encajes reduce la diferencia entre la tasa pasiva y la de referencia, y eso mejora el mecanismo de transmisión, y para el BCRA le genera una demanda cautiva de Leliq en un momento en el que tiene que absorber pesos", añade el economista.

El economista Luciano Cohan en Odisea

10:12
Video

Por su parte, Martín Vauthier, director del Estudio Eco Go, sostuvo que el anuncio del Copom responde a ajustes que imponen variables macroeconómicas como el tipo de cambio o el riesgo país. "Las modificaciones van en línea con un programa monetario que comenzó siendo muy duro y se fue adaptando en el camino. Nunca es bueno para la credibilidad de un banco central realizar modificaciones frecuentes a un programa, pero hay que tener en cuenta que el plan monetario actual no es un esquema de largo plazo, sino un programa de transición en la salida de una crisis de balanza de pagos y que se da en un año donde la incertidumbre electoral impone restricciones significativas a la conducción de la política monetaria", concluyó el economista.

Apoyo del FMI

Los cambios en el esquema de política monetaria anunciados por el Banco Central recibieron el visto bueno del FMI. Desde Washington, el vocero principal del organismo, Gerry Rice, sostuvo que el "FMI apoya los ajustes técnicos del Banco Central a su marco monetario".

"Estos cambios garantizarán que la política monetaria se mantenga orientada a asegurar un camino continuo de disminución de la inflación y buen funcionamiento del sistema financiero", agregó el funcionario en un comunicado difundido minutos después del anuncio del Copom.

En su último staff report, difundido la semana pasada, el FMI confirmó además que habilitó al Banco Central mayor margen de maniobra para controlar al dólar. Además de la posibilidad de intervenir directamente en el mercado para evitar "movimientos disruptivos" que ya había sido aprobado a mediados de abril, ahora el organismo permitió que el BCRA pueda acumular futuros por hasta US$3600 millones a fines de septiembre.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Comunidad de negocios

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.