Biodiésel: el Gobierno sigue apostando a una solución negociada con EE.UU., pero no descarta un planteo ante la OMC

Horacio Reyser
Horacio Reyser Crédito: Marcelo Manera
Fernando Bertello
(0)
6 de septiembre de 2019  • 10:21

ROSARIO. - El secretario de Relaciones Económicas Internacionales, Horacio Reyser, señaló que la Argentina sigue apostando a una solución negociada para que el país pueda volver a exportar biodiésel a los Estados Unidos a pesar de que le queda como recurso la posibilidad de reclamar ante la Organización Mundial del Comercio (OMC).

Así lo expresó el funcionario a LA NACION tras disertar en Mercosoja, el congreso que organizaron la Asociación de la Cadena de la Soja (Acsoja) y la Federación de Acopiadores de Granos.

En 2016, por un reclamo de los productores de biodiésel de EE.UU. agrupados en la National Biodiesel Board (NBB), la administración de Donald Trump inició una investigación contra el producto de la Argentina que derivó en la imposición de aranceles promedio del 72% antisubsidios y del 74% antidumping. Todo ese conjunto de sanciones dejó al biodiésel afuera de ese mercado.

Los productores norteamericanos argumentaban que la existencia de retenciones en la Argentina le permitía a la industria comprar más barato el aceite de soja, insumo del biodiésel, y luego vender sin derechos de exportación. En rigor, EE.UU. reclamó y la Argentina fue subiendo la retención al biocombustible hasta un 15%. A esto sumó el esquema de $4 por dólar vigente desde el año pasado.

Para la Argentina, el biodiésel era el principal producto de exportación a Estados Unidos con 1,5 millones de toneladas valuadas en 1300 millones de dólares. A ese mercado se ingresaba con 5,5% de aranceles.

En julio pasado, EE.UU. consideró que habían cambiado las circunstancias en la Argentina con la suba de las retenciones, algo que pedía, y aceptó bajar los aranceles antisubsidios del 72% a un nivel del 0 al 10% según las empresas.

Pero en cambio sigue la tasa del 74 por ciento de derechos antidumping, lo cual continúa frenado el ingreso.

"No es suficiente para el acceso al mercado", apuntó Reyser.

Las empresas argentinas entablaron una demanda ante la Justicia en Nueva York por las sanciones. Hay expectativas por lo que pueda suceder con esa alternativa, ya que podría abrir la puerta a la presentación de propuestas.

"Es una instancia abierta y en ese marco podría dar lugar a que se presenten propuestas", dijo Reyser.

"Si no hay resultados nos queda el recurso de la OMC. Seguimos buscando una solución negociada", agregó.

En la industria local saben que la presión de la NBB es muy fuerte para que no se acepte ningún acuerdo. Las empresas de biodiésel de Estados Unidos, muchas de ellas menos competitivas que las argentinas, quedaron en una zona de confort con el cierre por cinco años que incluso impuso un organismo en ese país.

Reyser considera que una posibilidad sería que Estados Unidos acepte una salida que siga los pasos de algo que aceptó Europa: un acuerdo de compra. Se trata de 1,25 millones de toneladas por año con un precio mínimo.

En Mercosoja, el funcionario destacó además el impacto del acuerdo Mercosur-UE para el sector. Contra un arancel de ingreso de 6,5% en el bloque europeo, a los 10 años el biodiésel va a poder llegar con 0%.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Comunidad de negocios

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.