Negocio. Fabrican bates de béisbol, facturan US$750.000 por año y quieren llegar a la MLB

Southbat se creó en 2009 y hoy exporta el 90% de su producción, es sponsor de la Liga Argentina y el año pasado facturó cerca de US$750.000
Lionel Paredes
(0)
7 de marzo de 2019  

El proceso de fabricación es sustentable
El proceso de fabricación es sustentable

Dentro de muy poco tiempo podremos ver los home run de Miguel Cabrera de los Tigers de Detroit o de Manny Machado de los Padres de San Diego, así como los de muchos otros jugadores de las grandes ligas de béisbol de Estados Unidos ( MLB ), con bates hechos en la Argentina, todo gracias a un emprendimiento cordobés.

En 2009, Luis Cabrera y su socio, Juan Nazabal, comenzaron a fabricar bates de madera en la provincia de Formosa como un fideicomiso donde se analizó el negocio y el desarrollo del producto para su inserción en el mercado estadounidense. Poco tiempo después el emprendimiento se mudó a Córdoba y fue allí donde se creó la empresa Southbat.

Desde el principio, cuenta Cabrera, quisieron exportar dado que el mercado nacional es muy chico, pero también apuntaron al objetivo de apoyar el deporte nacional. "Somos sponsor de la Liga Argentina de Béisbol y comercializamos en el país a través de ella y los clubes que lo conforman, así como también con la marca KBL en casas de deporte. De a poco fuimos expandiéndonos y hoy exportamos a Australia, Brasil, Canadá, Chile, Colombia, Ecuador, Estados Unidos, Panamá, Perú y Sudáfrica", cuenta Cabrera.

Pero conquistar estos mercados no fue sencillo. "El primer año fue difícil –recuerdan–. Los primeros bates que se produjeron no salieron balanceados y en nuestra primera feria en Dallas no gustaron, tuvimos que tirar esa primera producción. Durante ese año nos enfocamos en mejorar la calidad y para el segundo año pudimos exportar bates a Estados Unidos y Aruba, no sin antes participar en más ferias, visitar clubes, universidades y escuelas".

"En 2013, por ejemplo, cerramos un acuerdo con una empresa de distribución de productos deportivos de California y en 2016 pudimos instalarnos nosotros, para comercializar de forma directa", añaden.

Hoy, Southbat exporta el 90% de su producción y el año pasado facturó cerca de US$750.000.

El proceso de producción

La sustentabilidad es uno de los factores más preciados en la fabricación de los bates de la empresa. Son hechos con madera Patagonula Americana, conocida como Guayaibi, proveniente de un árbol que puede llega a medir 20 metros de alto por 0,75 metros de diámetro, que solo se consigue en los bosques del Parque Chaqueño y crece de forma natural.

"Esta es una madera que no se adapta a la forestación tradicional. Una adecuada selección al ralear el bosque (el raleo consiste en la eliminación de árboles dentro de la plantación, con la finalidad de manejar las condiciones de competencia mediante la regulación del distanciamiento entre los individuos) es esencial para su sustentabilidad; por eso no cortamos árboles en edad temprana, ni los más añejos, ni los que no tienen rectitud en el fuste. Esto permite, cuando comienza la competencia por la luz entre los árboles, que crezcan muchos más individuos de esta especie que otra, además de darle luz, oxigenación y vida al bosque", señala Cabrera.

Además, dice, "se aprovecha toda la madera al hacer una cuidada selección para los bates y otros cortes para muebles, material didáctico, bazar y distintos productos que se hacen bajo la marca Arwood".

Proyección

La empresa planea duplicar su producción en los próximos dos años, confiados en una mayor apertura del mercado estadounidense.

"La madera con la que fabricamos nuestros bates, comparada con Ash o Maple, es más densa y más flexible, por lo que tiene mayor durabilidad", dice el emprendedor, quien destaca que en Estados Unidos se consumen aproximadamente unos 12 millones de bates al año. Para graficar la importancia de este mercado para SouthBat, añade que la empresa comercializa sus bates entre los US$90 y US$120 la unidad, mientras que en nuestro país se venden a US$45.

Actualmente, Southbat produce 2000 bates por mes y tiene capacidad para fabricar 5000 en la misma cantidad de tiempo. La apuesta por ganar una mayor porción del mercado estadounidense ya comenzó, con negociaciones con jugadores de la MLB para que empiecen a utilizar sus productos para darles mayor visibilidad.

En tanto, sus bates fueron aprobados oficialmente por la Confederación Mundial de Béisbol y Sóftbol (WBSC), el máximo organismo rector de este deporte a nivel global, y están en proceso de aprobación por la MLB.

MÁS LEÍDAS DE Comunidad de negocios

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.