Cómo leer 50 libros al año

Martina Rua
Martina Rua PARA LA NACION
Fuente: Jardín - Crédito: Gaspar Kunis
(0)
19 de octubre de 2019  

Cuando se acerca diciembre, la mayoría de las personas pensamos nuestras resoluciones para el año nuevo, y leer más está en el top 10 de todos los rankings del mundo.

Muchos de los ejecutivos más exitosos del mundo nombran a la lectura asidua como una de las principales razones de su éxito, sin embargo, no es un hábito fácil de mantener aun si nos gusta mucho la lectura.

El momento de abrir el libro compite con las "urgencias" diarias y con tantísimas mediaciones que le ganan en brillo y liviandad, mientras el lomo cosido de papel se acomoda en el fondo de la mochila o cartera.

Entre los muchos beneficios que tiene la lectura, uno es que nos hace más productivos. Nos permite conectar ideas, aporta claridad, conocimientos, expande nuestro universo. Eso es lo que piensa Bill Gates, abanderado de la lectura como arma para el éxito, que en las últimas semanas compartió una serie de videos con sus hábitos de lectura que le permiten terminar un libro por semana, que son unos 50 por año, así que vale la pena al menos intentar copiar algo de su receta.

El primer consejo de Gates es tan obvio como subestimado: le da tiempo.

El fundador de Microsoft prioriza la lectura en sus noches sobre otro sinfín de posibilidades y le dedica no menos de una hora diaria antes de dormir. A Gates no le convencen los intervalos cortos para hacerlo, si tiene 10 o 15 minutos, prefiere ver algo en YouTube o leer una revista, pero cuando se trata de un libro necesita generar una lectura fluida y atenta con bloques de atención mucho más extendidos.

Para fijar los conceptos sobre los que está leyendo, el magnate intenta crear lo que llama "un marco de conocimiento más amplio" que el contenido de un solo libro. Esto quiere decir que si pretende aprender sobre un tema científico lee sobre la historia de la ciencia, biografías de científicos y todo lo relacionado a ese tópico en distintos libros.

Según Gates, al crear "un cuerpo de información" todo empieza a conectarse y es mucho más fácil y rápido entender y fijar las distintas ideas.

"El conocimiento incremental es mucho más fácil de entender y mantener en el tiempo que cuando te topás con un tema del que no conocés nada por primera vez", explica.

Otro de sus trucos es escribir los márgenes en cada idea que quiere fijar, lo hace especialmente con las ideas con las que no está de acuerdo para poder "ponerlas a conversar con conocimientos previos", por eso prefiere el papel. En su rígida dieta lectora no comienza un libro si piensa que no va a poder o querer terminarlo.

A veces, una criptonita antilibro es el tiempo que pasamos a diario en las redes sociales. Globalmente los consumidores digitales invertimos un promedio de 2 horas y 23 minutos por día en redes sociales, de acuerdo con las datos del Reporte 2019 Global Web Index.

Existe una herramienta online llamada Omni Calculator que calcula el tiempo de uso de pantallas y dice cuántos libros podrías haber terminado si te hubieras centrado en la lectura. Prepárense para este dato y recuérdenlo cuando digan "no tengo tiempo para leer": recortar tres chequeos de diez minutos en las redes sociales al día implica que podrías leer hasta 30 libros más al año, según la calculadora online.

A las reglas de Gates se les pueden agregar algunas técnicas que aceleran nuestra lectura. Antes de abrir el libro y arrancar con la primera página, es deseable tener una idea general del tema que abordaremos. Esto se logra con la lectura previa de la solapa, de un resumen, nota o crítica del libro, que nos da algunas pistas, contextos diría Bill Gates, que nos permitirán decidir en qué párrafos o palabras hay que detenerse y cuáles pueden ser leídos casi salteando palabras.

Lo mismo con los dibujos o diagramas, entenderlos en profundidad hace que las palabras que los explican o describen sean más simple de leer.

Junto a Gates, personalidades como Mark Zuckerberg o Warren Buffet tienen a la lectura en el centro del uso de su tiempo como herramienta para ejercer su liderazgo.

Mucho antes de fundar Tesla y SpaceX, Elon Musk le dedicaba unas diez horas al día a leer novelas de ciencia ficción, y es a ese tiempo que le reconoce su conocimiento y amor por los cohetes y los viajes al espacio. La presentadora de televisión Oprah Winfrey desde su Club de Lectura ha donado más de 600.000 libros a bibliotecas públicas con la certeza de que para ella la lectura fue el pasaje a su libertad.

Bueno, ¿vamos por 50 libros por año? Empecemos por uno ¿Qué dice la solapa de ese que te está esperando?

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Comunidad de negocios

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.