Trabajo remoto y por objetivos, menos viajes y más freelancers son algunas de las tendencias que se consolidarán según los expertos.
Trabajo remoto y por objetivos, menos viajes y más freelancers son algunas de las tendencias que se consolidarán según los expertos.
(0)
29 de abril de 2020  • 10:10

Las crisis traen cambios. Y el coronavirus no es la excepción. Desde que la ciudadanía entró en confinamiento para intentar frenar la propagación de la enfermedad, el mundo del trabajo se modificó drásticamente. A excepción de quienes cumplen tareas esenciales, la gran mayoría de los trabajadores hoy está en su casa, algunos valiéndose de la tecnología para seguir cumpliendo sus funciones y otros directamente esperando que pase la pandemia para reincorporarse a su empresa, comercio o industria. Pero ya sabemos que cuando eso ocurra todo será muy diferente a como era antes.

Hoy se conmemora el Día Internacional del Trabajador en un contexto bien distinto a cualquier otro. Tanto que vale la reflexión acerca de cuáles serán los cambios más notorios que veremos en el mundo del trabajo como efecto de la pandemia. "En tan solo un par de días cambiamos nuestra forma de trabajar, dejamos nuestras oficinas y debimos adaptarnos a nuevas maneras de llevar adelante nuestras tareas. De un día para el otro armamos el mayor experimento mundial de home office que ni la mente más visionaria pudo imaginar jamás, y eso no tiene vuelta atrás, muchas cosas no volverán a ser como antes en el mundo del trabajo cuando la cuarentena termine y volvamos a una cierta, y nueva, normalidad", afirma Andrea Ávila, CEO de Randstad para Argentina y Uruguay.

Los expertos de esta consultora, líder global en servicios de Recursos Humanos, identificaron por lo menos 6 grandes cambios que empezaremos a experimentar cuando finalmente podamos dejar atrás el coronavirus.

  • Distanciamiento laboral

Las pautas de distanciamiento físico que estamos cumpliendo hoy se trasladarán a los lugares de trabajo. Mamparas divisoras, zonas de seguridad y circulación monitoreada, estaciones de sanitización, kits de elementos de protección personal y estrictos protocolos de ocupación en espacios comunes serán protagonistas de la nueva normalidad en el trabajo.

  • Más Home Office

Por fuerza mayor las empresas debieron pedirles a sus colaboradores que realicen home office. Es altamente probable que después de haber transitado esta experiencia, muchas no quieran volver a tener a todos sus trabajadores en sus oficinas, e incluso habrá muchos trabajadores que tuvieron una experiencia positiva durante la pandemia que tampoco quieran hacerlo.

  • Menos viajes y eventos

Convenciones, congresos, capacitaciones y otros eventos corporativos dejarán de ser presenciales y pasarán a entornos virtuales. Lo mismo ocurrirá con las reuniones cotidianas en las organizaciones, que mutarán a videoconferencias. Por otra parte, las empresas deberán adaptar los esquemas de horarios laborales para evitar el traslado de los trabajadores en transporte público en horas pico, así como implementar días alternativos de concurrencia y otras estrategias que permitan cumplir con el distanciamiento físico entre personas en los distintos espacios de trabajo.

  • Trabajo por objetivos

El teletrabajo instaurado masivamente tuvo como efecto segundario que muchas empresas se están dando cuenta que no requieren basarse en el control de horas para asegurar la productividad de su fuerza laboral, haciendo que gane terreno el trabajo por objetivos. La confianza en el desempeño a distancia y la productividad sostenida durante el aislamiento por la pandemia han puesto en evidencia que el trabajo por horas está quedando obsoleto.

  • Reputación a prueba

La actuación de las empresas en estos tiempos será juzgada no por sus resultados, sino por cómo trataron a las personas. Hoy es el tiempo de poner en primer plano la empatía, la conciencia social y la gestión sustentada en valores, para que sean la guía para navegar esta crisis con transparencia y sensibilidad, a partir de una comunicación abierta, sincera y humana con sus colaboradores.

  • Crecerá el trabajo freelance

Con una menor dependencia de la presencialidad, mayores posibilidades de trabajo remoto y la consolidación de la gestión por objetivos, el mundo del trabajo post Covid-19 ofrecerá mayores posibilidades para formatos y experiencias de trabajo más flexibles y la inclusión de los freelancers como parte del pool de talento de las organizaciones.

La crisis que dejará la pandemia obligará a las compañías a ser más competitivas que nunca para recuperarse del impacto económico. Y quienes mejor entiendan el nuevo mundo del trabajo que asomará una vez que concluya el aislamiento seguramente tendrán más éxito en ese proceso. "La pandemia está impulsando nuevos desafíos. Todos los paradigmas con los cuales veníamos trabajando, tanto las empresas como los trabajadores, se rompieron en mil pedazos y debimos improvisar y adaptarnos sobre la marcha para seguir trabajando a pesar del virus", concluye la CEO de Randstad Andrea Ávila.

MÁS LEÍDAS DE Comunidad de negocios

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.