Córdoba apuesta por un mercado local de gravitación

Alicia de Arteaga
Alicia de Arteaga PARA LA NACION
(0)
31 de julio de 2019  

Llega una nueva edición de la feria MAC ( Mercado de Arte Córdoba) en un momento de gran visibilidad para la capital mediterránea, con cosecha récord en el corazón cerealero y la expectativa política que despiertan los votos cordobeses en la elección nacional. En este contexto, la 7a edición de MAC extiende su gravitación más allá del campo artístico, donde ha ganado territorio con argumentos propios. Córdoba, por tradición, exhibe un alto protagonismo en la agenda cultural del país. Basta recordar que el año último fue celebrado el Centenario de la Reforma Universitaria, cuya voz inaugural la dio el cordobés Deodoro Roca. Al peso específico de la Universidad más antigua del país, se suma el legado jesuítico que es patrimonio de la humanidad y la acción eficaz del área de Cultura, liderada por Pancho Marchiaro, con la colaboración de Natalia Albanese y la curaduría de la museóloga Celina Hafford con una "mirada situada".

En este entorno, la feria apuesta por el arte contemporáneo, acerca nuevas audiencias y estimula el mercado local con herramientas como el premio adquisición y un programa de compras para museos de provincias. La 7a edición será como siempre en el Cabildo, con carpa adyacente, entrada libre y gratuita, entre el 16 y el 18 de agosto, y la participación de 65 galerías de todos el país.

No es casual que sea Córdoba la piedra de toque en esta apertura federal del mercado. A mediados del siglo XX fue la sede de la Bienal IKA, financiada por Industrias Kaiser Argentina, que lamentablemente no pudo, o no supo, mantener la continuidad. De haberlo hecho estaríamos hoy en pie de igualdad con la Bienal de San pablo, fundada en 1951 por el empresario Ciccillo Matarazzo.

Misión cumplida. El pabellón de Ibirapuera, diseñado por Osca Niemayer, es un escenario mundial de legitimación y tiene Brasil más de diez artistas contemporáneos que cotizan arriba de US$1 millón.

Aquel entusiasmo bienalista sembrado por IKA, dejó premios y obras maestras, y fue el germen de este MAC, una feria con garantía de continuidad más allá de los vaivenes políticos. Córdoba vive, además, días de gloria por el esplendor del patrimonio, puesto en valor por impulso del gobernador Schiaretti para el último Congreso de la Lengua Española. La restauración del Teatro San Martín, proyecto del arquitecto Tamburini (Casa Rosada) reinaugurado con la presencia de los reyes de España y la recuperación brillante del Chateau Carreras, un palacete italianizante que convoca a los artistas contemporáneos y a nuevas audiencias, son dos buenos ejemplos.

El efecto MAC le dio proyección nacional a galerías cordobesas como El Gran Vidrio, que se mide en pie de igualdad con las "visitantes" Ruth Benzacar, Maria Casado, Cecilia Caballero y Pasto. En la misma línea creció el coleccionismo cordobés. Empresarios y profesionales hacen honor a una tradición de grandes creadores nacidos o afincados en la provincia: Fader, Spilimbergo, Carlos Alonso, Palamara, Malanca, Mantengani, Gustavo Piñero, Ananké Assef, Adriana Bustos, Fernando Allievi, Dolores Cáceres y Hugo Avetta, entre tantos.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Comunidad de negocios

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.