Coronavirus. Casi el 90% de los hogares argentinos recibe ingresos del Estado

Fuente: Archivo
Francisco Jueguen
(0)
19 de mayo de 2020  • 18:52

El Estado ya es parte de casi todas las familias argentinas. Como consecuencia de los nuevos programas de asistencia que se impulsaron luego de la crisis generada por la pandemia de coronavirus -que se suman a las prestaciones públicas que ya existían antes de la cuarentena obligatoria- en el Gobierno calculan que casi un 90% de los argentinos vive en un hogar que recibe algún ingreso o ayuda por parte del Estado.

Es una estimación que hizo el Ministerio de Desarrollo Productivo, que dirige Matías Kulfas, en base a la aplicación de nuevos programas oficiales como el Ingreso Familiar de Emergencia (IFE), el programa de Asistencia de Emergencia al Trabajo y la Producción (ATP), más los subsidios a las tasas de interés y los fondos de garantía creados para apalancar créditos a tasas bajas, entre otros planes gubernamentales de inyección de recursos.

Para llegar al 89% del alcance estatal en los hogares argentinos en los que hay al menos un ingreso, Daniel Schteingart, director del Centro de Estudios para la Producción (CEP) dentro de la cartera que dirige Kulfas, suma además las asignaciones, jubilaciones y pensiones ya existentes, pero también los más de 3 millones de empleados públicos actuales.

Por ejemplo, casi 500.000 empresas se anotaron para acceder al subsidio de casi el 50% del salario dentro del marco del programa ATP, ahora extendido por este mes. En el país hay alrededor de 600.000 compañías. Sin embargo, las que finalmente lo recibieron son alrededor de 247.000. En el Ministerio indicaron que con esto se iban a terminar subsidiando cerca de 2,2 millones de salarios del sector privado registrado.

Al día de hoy, según un Informe de Panorama Productivo realizado por el CEP, casi el 99% de las empresas beneficiarias del ATP tiene menos de 100 empleados y más del 60% de los empleados beneficiados está en firmas de ese tamaño. De esta manera, un 57,3% de los desembolsos estatales está dirigido a esas empesas, un 26,8% a compañías de entre 100 y 800 personas y un 15,9% a empresas de más de 800 empleados.

Por otro lado, el IFE alcanzó a 8 millones de beneficiarios en abril pasado. Allí llegó la asistencia para los trabajadores informales y también para aquellos que estuvieran en las categorías A y B del monotributo. Sólo se otorgó el beneficio a quienes hubieran demostrado que, durante la cuarentena obligatoria, habían visto resentidos sus ingresos.

Los jubilados y pensionados son actualmente 5,7 millones, mientras que aquellos que reciben la Asignación Universal por Hijo (AUH) llegan a 2,4 millones de personas. A esto se suman más de 3 millones de empleados públicos. Según el CEP, casi 21 millones de personas perciben una asistencia o ingreso por parte del Estado.

Crédito: Presidencia

"El cisne negro que implicó la pandemia del coronavirus está generando en todo el planeta una crisis económica de magnitudes sin precedentes desde la Segunda Guerra Mundial", comienza la síntesis ejecutiva de un informe del CEP que fue presentado a los medios, y agrega: "En la Argentina, el impacto es severo en diversos sectores productivos".

Según indica, el porcentaje de empresas con una caída mayor al 30% en su facturación real interanual entre mediados de marzo y abril llega al 67% en el sector de Recreación y cultura; el mismo porcentaje en Hoteles y restaurantes; un 57% en la Industria; el 55% en Transporte y Almacenamiento; 51% en Comercio, y un 46% en la Construcción, entre otros.

El informe del CEP afirma que en los primeros meses del año se veían en la economía signos de una incipiente estabilización en varios sectores de la industria y el comercio, no así todavía en la construcción, sector que tiró para abajo un promedio que en marzo podría haber sido mayor. Esto se dio gracias a la inyección de recursos en los sectores de menor poder adquisitivo de la población. Pero "los efectos económicos de la pandemia empezaron a sentirse con fuerza durante marzo en muchos países, entre ellos la Argentina, y todavía más en abril", indica el documento del CEP.

El centro de estudios estimó que los días de cuarentena comprendidos entre el 20 de marzo y fines de abril fueron "el piso de la actividad" económica y que "en mayo gradualmente la producción se está reactivando" con la reapertura de empresas. Para dar una pista de eso, indicaron que el consumo de combustible se triplicó, pese a que sigue por debajo del que mostraba antes de marzo; la demanda de energía (según datos de Cammesa) comenzó a repuntar, y actualmente un 66% del total de los empleados registrados están habilitados (no significan que acudan al trabajo) para circular. En marzo eran el 43,1%.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Comunidad de negocios

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.