Desde malas elecciones hasta fórmulas irresueltas, declaraciones en primera persona

Según el presidente del Banco Mundial, este es el momento para que el país se abra al mundo
(0)
30 de noviembre de 2018  

En la entrevista con LA NACION, Jim Yong Kim se refirió a la raíz de la corrupción , a las razones para proteger a los pobres y a los parámetros claves para construir el futuro.

  • Pobreza. "La gente tiene pasión por proteger a los pobres . Nosotros también. ¿Qué evidencia hay que indique cuál es la mejor manera de hacerlo? Uno, un marco macroeconómico sano. Dos, un ambiente de negocios que atrae capital, que lleva a la creación de empleo y crecimiento económico. Tres, políticas que realmente protejan a los pobres, incluyendo mejor salud, mejor educación, mejores programas de protección social, las cosas que estamos tratando de hacer en todas partes. Se trata de evidencias, no de ideología".
  • Planes locales. "Tenemos una cartera de US$3000 millones que ha crecido más aceleradamente que cualquier otra cartera que haya visto. Y nuevamente es porque la Argentina es tan importante para la economía regional y mundial; creemos en las reformas que se están implementando. Parte es para mejorar el ambiente de negocios, parte para proteger a los más pobres, y seguimos muy involucrados en proveer servicios de asesoramiento".
  • Futuro. "Lo que podemos hacer es traer experiencias, traer programas, traer enfoques de todo el mundo y ver si pueden funcionar aquí. Eso es lo que se necesita. La Argentina era la economía más cerrada del mundo. Ahora es el momento de abrirse. En términos de recursos naturales, capital natural, hay pocos lugares que tengan más capital natural que la Argentina. Además de muy buen capital humano. Cuatro de las seis compañías unicornio de América Latina están en el país. Cinco ganadores de Premios Nobel. Tantos activos maravillosos. El mayor problema es si la Argentina mira hacia adentro y tiene un debate teórico desconectado de la realidad del mundo y una vez más hace malas elecciones. Y sería tal tragedia. Porque sabemos lo que sucedió en el pasado cuando se hicieron esas malas elecciones".
  • Corrupción. "En el Grupo del Banco Mundial tenemos una política muy clara. En 1996, cuando uno de mis predecesores, James Wolfensohn, iba a dar su primer discurso a los vicepresidentes, dijo que iba a hablar del "cáncer de la corrupción". Los vicepresidentes le dijeron que no podía decir eso. Y él preguntó: "¿Por qué no puedo decir eso? ¿Qué quieren decir que no puedo decir eso?". Y le contestaron que tantos de nuestros países son corruptos, si habla del cáncer de la corrupción no tendremos a quién prestarle. Es decir que hace tan solo 22 años se aceptaba que la corrupción era parte de los negocios en los países en desarrollo. Y bajo la gran conducción de Wolfensohn dijimos no: tendremos tolerancia cero a la corrupción. Por lo que nosotros controlamos mucho adónde va nuestro dinero. No hay país de altos ingresos que no tenga corrupción. Existe siempre. Los esfuerzos que está haciendo el presidente Macri con su equipo aumentan la transparencia".
  • Tecnología. "Utilizar la tecnología informática para aumentar la transparencia es muy importante. En la India han puesto a más de un millón de personas en un sistema de identificación singular: dos imágenes del iris, diez huellas dactilares y una cifra de diez dígitos. Y ahora transfieren dinero directamente desde el gobierno central a las cuentas individuales de la gente. Y con esto han evitado el desvío de algo así como US$20.000 millones a US$30.000 millones en pagos".
  • Efecto Brasil. "Creo que los resultados en Brasil hablan por sí mismos. El presidente Bolsonaro fue un candidato inesperado, pero por su postura respecto de la corrupción parece haber atraído mucho apoyo. Uno de mis predecesores, Robert Zoellick, solía decir que la corrupción es simplemente una manera de hacer más pobre a la gente".
  • Multilateralismo. "Creo que el multilateralismo es uno de los grandes inventos en la historia de la humanidad. Y se dio después de la Segunda Guerra Mundial. Mientras aún se desarrollaba la guerra un grupo de 40 naciones se reunieron en un hotel en New Hampshire con dos cuestiones en mente. Una era que antes de la creación del FMI y el Banco Mundial se daban guerras de divisas en todas partes. Con políticas que buscaban hundir al vecino, la gente manipulaba las divisas. Por lo que el patrón oro y la estabilidad de las tasas de cambio fue parte de lo que salió de allí. Pero la otra parte fue la fundación del Grupo del Banco Mundial. Nosotros fuimos fundados para reconstruir Europa. Pero entonces se desarrolló el Plan Marshall y rápidamente comenzamos a concentrarnos en otras áreas. Si uno elimina el sistema multilateral tendría que inventarse nuevamente".

ADEMÁS

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.