Deuda. A la espera de la reacción de los fondos, Wall Street mira con cauto optimismo la última oferta

En EE.UU. creen que la oferta puede prosperar; el Gobierno se movió de un promedio de 39 a los 53,5 dólares de valor presente neto en su cuarta propuesta
En EE.UU. creen que la oferta puede prosperar; el Gobierno se movió de un promedio de 39 a los 53,5 dólares de valor presente neto en su cuarta propuesta Crédito: Getty Images
Rafael Mathus Ruiz
(0)
6 de julio de 2020  • 16:34

WASHINGTON.- El cambio de tenor de los comentarios fue notorio. Luego de tres propuestas fallidas, Wall Street levantó el pulgar y recibió con un cauto optimismo la cuarta oferta de canje de la deuda del Gobierno a los acreedores externos, al evaluar que puede cumplir con el objetivo de alcanzar a un acuerdo amplio para poner punto final al noveno default de la historia, y a la vez intentar sacar a la economía del pozo en el que cayó hace ya más de dos años y comenzar a regenerar el vínculo del país con los inversores.

La primera reacción de analistas e inversores que siguen de cerca la nueva saga de la deuda fue antagónica a la de las ofertas anteriores: el consenso fue que esta propuesta sí puede llegar a prosperar. Pero, así y todo, la duda sigue siendo si será suficiente. Por eso, todas las expectativas estaban puestas ahora en la reacción de los tres grupos de acreedores que negociaron con el Gobierno, sobre todo los dos más grandes, Ad Hoc y Exchange. Por ahora, sólo Gramercy y Fintech respaldaron la nueva propuesta oficial.

Siobhan Morden, de Amherst Pierpont Securities, una de las analistas que ha seguido de cerca la negociación, dijo que la nueva oferta del Gobierno es "razonable" y ofrece un valor de recupero para los inversores "mucho más alto" que la oferta original de Guzmán, que redundaba en un valor presente neto promedio de 39, contra 53,5 de la actual. Pero Morden también remarcó que es una "estrategia de alto riesgo" avanzar sin un acuerdo con los dos principales grupos de acreedores, Ad Hoc, integrado por BlackRock, Fidelity y Ashmore, entre otros, y Exchange, liderado por Monarch.

"El grupo de acreedores tendrá que evaluar la compensación entre aceptar una oferta razonable o adoptar una estrategia más agresiva para desalentar participación de los tenedores de bonos que motive a la Argentina a mejorar aún más sus términos solo después de una transacción fallida con una participación mínima", indicó Morden.

Desde que lanzó el canje, el Gobierno mejoró la oferta de 39 a 53,5 dólares de valor presente neto, unos US$ 10.000 millones más para los acreedores. Con la última propuesta, el Gobierno incluyó además un incentivo adicional para conquistar al Grupo Exchange: el valor de recupero del bono que reemplazaría al Discount dio un salto de 42,4 a 56,7 dólares, una "zanahoria" para los fondos más díscolos.

Otra concesión crucial del Gobierno a esos acreedores: los tenedores de bonos del canje de 2005 y 2010 mantendrán las protecciones legales en los nuevos títulos, ya que se respetará el contrato o indenture de ese entonces.

"Esta oferta es mucho mejor a las que veníamos viendo, y la participación debería ser mucho más alta, aunque no me queda claro si llegas al límite de las cláusulas de acción colectiva. Para eso, la señal del Grupo Ad Hoc va a ser clave. Los inversores están cautos", indicó un analista de un banco de inversión.

Mejoras legales

Al hablar del nuevo prospecto, destacó la mejora para el bono Discount, de los canjes de 2005 y 2010. "A eso le tenes que sumar el bono para los intereses devengados y eso te da 60 mangos. Es un endulzante muy fuerte para el Exchange. Parece que están tratando de incentivar a ese grupo para que entre", apuntó.

Otro analista de otro banco destacó las mejoras "legales", además de las económicas. Pero tampoco daba por seguro que la oferta alcanzara. "Si esto alcanza para llegar a la mayoría de las clausulas de acción colectiva, no estoy seguro", indicó. Aun en ese escenario, creía que la oferta podía cubrir un primer umbral del 50% de aceptación y después moverse con la estrategia "PacMan" en canjes secuenciales y con una eventual nueva mejora.

"Yo no descarto que haya otro gesto del gobierno, como un value recovery instrument que te dé dos o tres centavos adicionales que pueden ser la frutilla de la torta para arrastrar a los grandes fondos", indicó.

Alberto Bernal, de XP Securities, quien solía decir que un canje con un valor presente neto arriba de los 50 dólares abriría la puerta a un arreglo, dijo ahora que "la oferta sale a estos niveles".

"No veo la lógica de quedarse afuera con estos términos. Es una oferta justa bajo las circunstancias actuales", indicó Bernal.

Diego Ferro, fundador de M2M Capital, también elogió la propuesta aunque puso en duda que realmente sirva para poder encarrilar la economía. "Fue el primer paso realmente en serio que dieron, demostrando que por lo menos escucharon el feedback. Esto los pone mucho mas cerca de un acuerdo. El problema que veo es que dado el colapso económico en la Argentina, a menos que las cosas cambien, mucho va a ser impagable", apuntó.

Mohamed El-Erian, economista jefe de Allianz, escribió un artículo de opinión para Bloomberg en el que afirmó que la nueva oferta a los acreedores "tiene una sólida oportunidad de anclar una de las mayores reestructuraciones de deuda soberana en la historia de los mercados emergentes".

"El compromiso que surgió de meses de negociaciones difíciles justifica el apoyo tanto de la Argentina como de sus acreedores. Sí, es menos de lo que inicialmente presentó cualquiera de las partes. Pero no sería de interés a largo plazo para ninguno permitir que el mejor teórico sea el enemigo del bien alcanzable", afirmó.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Comunidad de negocios

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.