Deutsche Bank se quedó con los free shops de Interbaires

(0)
22 de noviembre de 2002  

El fondo de inversión The Exxel Group continúa cediendo empresas a sus acreedores. La última en cambiar de dueños fue Interbaires, firma que opera la mayoría de los locales de venta de productos libres de impuestos (duty free) en los aeropuertos nacionales.

El control de la sociedad acaba de pasar a manos del Deutsche Bank, que, de esta manera, se convirtió en socio del Estado.

En el banco alemán confirmaron la operación y señalaron que a menos que aparezca un comprador no planean desprenderse de Interbaires en el corto plazo. "No está en los planes salir a rematar la empresa", dijeron en la entidad.

Mediante esta operación, el Deutsche Bank pasó a controlar el 80% de Interbaires, mientras que el restante 20% sigue perteneciendo al Estado.

La operatoria de ceder el control de una empresa a cambio de la deuda ya fue utilizada por el Exxel en varios casos. El primero fue el de la cadena de heladerías Freddo, que hace un par de años pasó a manos del Banco Galicia. Esta última entidad, además, también se vio obligada a quedarse con la firma de materiales para la construcción Blaisten, mientras que el Citibank y Sony pasaron a manejar Musimundo.

Los problemas del Exxel

Hace apenas un par de años, el Exxel controlaba 73 empresas en la Argentina y manejaba fondos por 4800 millones de dólares. Hoy, el fondo de inversión fundado por el empresario uruguayo Juan Navarro conserva en su cartera apenas media docena de compañías, entre las que figuran el correo privado OCA, la firma alimentaria Fargo, la tarjeta de crédito Argencard y la empresa textil IBG, dueña de las marcas Paula Cahen D´Anvers, Lacoste y Coniglio. Esta última también podría cambiar de dueños en las próximas semanas. Uno de los nombres que circula en el mercado como potencial comprador de la línea de ropa para chicos es el del ex ministro de la Producción José Ignacio de Mendiguren, que fue el fundador de Coniglio.

Con bandera de remate

El Exxel también corre el peligro de perder el control de Havanna. La tradicional marca de alfajores estuvo a punto de salir a remate hace un mes por un pedido de un grupo de acreedores integrado por los bancos Citibank, Río, Sudameris, Creditanstalt y Deutsche Bank.

El fondo presidido por Navarro logró frenar el remate a último momento, aunque los bancos están decididos a llevar adelante la operación para recuperar el crédito por US$ 32 millones que le otorgaron al Exxel para comprar Havanna en 1996.

En la licitación pública también se incluiría el 30 por ciento de las acciones que pertenece al Deutsche Bank, en calidad de socio minoritario del Exxel Group.

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.