Dólar: la trastienda financiera de un día en el que volvieron a convivir varias cotizaciones

Los bancos debían asegurar la provisión de dólares en las sucursales
Los bancos debían asegurar la provisión de dólares en las sucursales Fuente: Archivo - Crédito: José Luis González/Reuters
Javier Blanco
(0)
2 de septiembre de 2019  • 17:11

La City Porteña amaneció la jornada del regreso a los controles cambiarios poblada de blindados. Eran los encargados de dotar a cada sucursal de la cantidad de dólares que habían pedido anteayer, tras la reunión en que el Banco Central (BCRA) les garantizó el abastecimiento ("estamos trayendo US$20.000 millones en billetes", los tranquilizó su presidente Guido Sandleris), de manera de quedar en condiciones de asegurar lo que desde allí le habían pedido: que cada cliente que quisiera hacer un retiro esté en condiciones de hacerlo.

A ese movimiento se agregó el arribo más tempranero a la zona bancaria de los empleados de casas de cambio o agencias de bolsa, al que se fueron sumando los clientes bancarios más ansiosos que comenzaron a realizar filas a las puertas de los principales bancos y el de la dotación reforzada de agentes de las fuerzas de seguridad, que recibieron la orden de prevenir posibles desmanes o hurtos a ahorristas angustiados.

Para quienes trabajan en el mercado la jornada fue agobiante. Al llegar recibieron una instrucción era sencilla: evitar operar hasta disipar todas las dudas por más que los clientes presionen. Y la cumplieron a rajatabla""

La premura de quienes buscaban respuestas o querían disponer de los suyo desbordó en las primeras horas la capacidad de atención de numerosas sucursales de bancos, que habían preparado sus instalaciones para generar espacios de espera o aprovecharon sus apps para entregar turnos.

Para quienes trabajan en el "mercado" la jornada fue agobiante. Al llegar recibieron una instrucción era sencilla: evitar operar hasta disipar todas las dudas por más que los clientes presionen. Y la cumplieron a rajatabla: de allí que el mercado cambiario local arrancó a operar tarde y lento, condición esta última que no se alteró en toda la jornada dado que la adecuación de los sistemas operativos a las nuevas normas provocó, en muchos casos, un regreso a "lo artesanal".

"Se demoró la planilla con las instrucciones básicas para cada operador y nos dijeron que es porque lo asesores legales a su vez llegaron tarde con los apuntes sobre qué tipo de transacciones eran validas y estaban libre de cualquier reclamo, cuáles quedaron en zona gris y cuáles ya pasaron directamente la ilegalidad", explicó el jefe de mesa de operaciones cambiarias de un banco privado líder.

Fuente: LA NACION - Crédito: Silvana Colombo

"No hubo tiempo para una correcta adecuación de los sistemas a las nuevas normas, ya que estos cambios se informaron recién avanzada la tarde del domingo", se quejó un cambista

A esa dificultad se agregó la ausencia de referencias externas ante la inactividad de Wall Street por el feriado del "Día del Trabajo".

En estas condiciones hablar de los precios del dólar, que vuelven a ser múltiples, no es muy representativo. "Recién desde mañana comenzaremos a saber dónde quedó el billete", se sinceró otro operador.

Después de todo, hoy sólo hubo operaciones mayoristas con el dólar al contado por apenas US$84,3 millones. "La demanda quedó virtualmente paralizada por parte de las empresas. Sólo algunos inversores, los más osados, o con negocios impostergables, se lanzaron a transar", describieron.

"Hay una zona gris en la nueva normativa en la parte que establece de qué forma deben liquidar exportadores y qué tipo de operaciones pueden realizar los importadores. Por caso, tan y como está redactada, no está claro que los exportadores deban liquidar cobros anteriores a hoy. Esto dejó un mercado anémico y casi sin operaciones", describió Sebastián Centurión, de ABC Cambios.

De allí que el precio de $56,01 para la venta en su versión mayorista, es decir , la baja mayor a $ 4 (casi 6%) que marcó al cierre respecto del viernes es aún poco representativo.

En este sentido, la señal más relevante la dieron la cotización del dólar MEP, el tipo de cambio que surge del arbitraje entre activos en pesos y su misma versión en dólares, que clausuró el día también con bajas aunque bastante más moderadas: operó de $ 60 a $60,50 y con puntas de $62 y $63 para dólares offshore en operaciones que se pactaron para liquidar mañana, ya que las muy exiguas.

La señal de distensión más importante la dieron los contratos de futuros, que abrieron muy ofrecidos. "Los comprados salieron a barrer muy agresivamente cuanta postura compradora apareciera en mercado. Las tasas implícitas se desplomaron, especialmente en las posiciones más próximas que cerraron menos de la mitad de su valor previo", explicaron en una activa operadora.

"Los precios finales para los meses de septiembre y octubre, terminaron operándose a $56,70 y $60,80; con tasas del 100,92% y 115,11%, y todos los demás cayeron 13% en promedio pero con el equivalente a apenas US$247 millones operados", señaló ABC en su parte diario.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Comunidad de negocios

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.