El dólar toca máximos en un mercado que espera ansioso un repunte de la oferta

El BCRA ya no apela a la suba de tasas para controlarlo, pero jugó fuerte en futuros para sugerir una próxima estabilización
El BCRA ya no apela a la suba de tasas para controlarlo, pero jugó fuerte en futuros para sugerir una próxima estabilización Fuente: LA NACION - Crédito: María Amasanti
Javier Blanco
(0)
6 de abril de 2019  

El dólar volvió a subir más de 1% por segunda rueda consecutiva en la plaza local, a pesar de mantenerse estable o tender a la baja en otros mercados de la región, y se acercó así otra vez a los $45, nivel con el que ya coqueteó a fines de marzo.

Fue al cabo de una jornada que dejó en claro que el Banco Central ( BCRA ) ya no apela a la suba de tasas para frenarlo (van 5 días de leves recortes), tal vez confiando en que el inicio de las subastas oficiales (junto al esperado repunte de la oferta exportadora) tenderá a equilibrar la plaza en algunos días más.

Esa impresión en buena medida se fortaleció por la fuerte intervención que la entidad que conduce Guido Sandleris tuvo sobre los plazos más cercanos en el mercado de futuros cambiarios, algo con lo que, según operadores, buscó corregir a la baja algunos precios para transmitir al mercado una señal de confianza en un dólar más controlado de aquí en más.

El billete cerró a un promedio de $44,96 para la venta al público (con un avance de 55 centavos respecto del nivel de clausura previo) y $43,93 (versus el previo de $43,41) para su expendio mayorista.

Esto supone a su vez nuevos récords nominales para los valores de cierre, aunque cercanos a los máximos de $44,92 y $43,87 de mediados de la semana anterior.

El avance de la divisa (tercero consecutivo a nivel mayorista) llegó en una rueda en la que el volumen operado de contado se amplió 7% (llegó a US$697 millones, el mayor monto de la semana) y el BCRA volvió a retocar a la baja la tasa de referencia (cayó de 68,35 a 67,38% anual en 5 días), aunque eso no le impidió retirar otros $31.000 millones más de circulación.

Demanda sostenida

Para algunos operadores, la baja de tasas (aunque leve) es la que promueve el sostenido repunte del dólar. Para otros, dado el nivel elevado en que estas en definitiva se mantienen, no influyeron para empujarlo.

"La suba sostenida se está desarrollando básicamente porque la demanda de coberturas sigue dominando la plaza en un clima de marcada incertidumbre política y económica, y aun cuando se descuenta que la próxima llegada de divisas de la cosecha -más el refuerzo de ventas que hará el Tesoro- aportará una mayor oferta", explicó Gustavo Ber, economista del Estudio Ber.

"La Argentina transcurre por un momento de incertidumbre y de alta volatilidad, lo que hace que las tasas, aunque elevadas, no sean atractivas para muchos inversores", coincidió un informe de Portfolio Personal Inversiones (PPI).

"La expectativa del mercado está puesta en el inicio de la segunda quincena del mes, cuando se espera que el flujo de ingresos mejore y a eso se sume el aporte de las subastas oficiales, algo que debería ayudar a recrear un escenario de menor tensión sobre el tipo de cambio", juzgó el analista Gustavo Quintana, de PR Cambios.

Buscando allanar el camino hacia ese momento, lo que llamó la atención en la jornada de ayer fue la decidida intervención del BCRA sobre el mercado de futuros.

"Creo que lo que intentaron fue usar una de las pocas herramientas discrecionales que tienen para intentar fijar expectativas estabilizadoras o bajistas en el tipo de cambio. Desde ya que no es algo tan efectivo como intervenir en el mercado de contado, pero es la alternativa que hay y está bueno que la usen en estos períodos de poca liquidez y profundidad del mercado", opinó Mateo Reschini, analista de LBO Finanzas.

El nuevo ascenso del dólar llegó en una jornada en la que el FMI finalmente aprobó, apenas cerrada la jornada cambiaria, el nuevo desembolso por US$10.800 millones del crédito total aprobado en junio pasado, lo que abre las puertas además para que el Gobierno pueda en unos días más comenzar a volcar parte de esos dólares sobre el mercado, algo con lo que aspira a calmar al billete.

Además supuso una devaluación del 1,4% para el peso en la semana, que se amplía al 16,5% en lo que va del año. Se trata de un nivel que vuelve a poner a la moneda local, por segundo año consecutivo, como una de las más débiles del mundo.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Comunidad de negocios

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.