Para los empresarios, el cambio en la conducción del Banco Central fue positivo

Fuente: LA NACION - Crédito: Ricardo Pristupluk
(0)
21 de junio de 2018  • 17:52

Los referentes empresarios locales presentes en el Financial Summit organizado por LA NACION consideraron que el recambio de autoridades del Banco Central fue positivo. A su vez, advirtieron que la situación actual del país no es preocupante, aunque afirmaron que es necesario seguir de cerca los cambios en las distintas variables - inflación , dólar y tasa de interés - para tomar mejores decisiones.

Santiago Mignone, socio a cargo de PwC Argentina, dijo que lo de los últimos dos meses fue una crisis cambiaria, no del sistema de bancos, un concepto que fue refrendado por el presidente del Banco Provincia, Juan Curutchet. "Estamos viendo la salida de la turbulencia en la que los bancos van a tener un rol importante con tasas decrecientes", planteó el directivo de uno los mayores bancos públicos del país.

En tanto, Pablo Miedziak, CFO de San Antonio Internacional y miembro del Instituto Argentino de Ejecutivos de Finanzas (IAEF), dijo que no está preocupado sino "ocupado". "En los últimos seis meses hubo un cambio de rumbo, entonces hay que prender el GPS e ir recalculando. Con nuevos números de inflación y un nuevo tipo de cambio, hay que estimar nuevamente mes a mes y cómo cierra el año. Y más cuando tomás decisiones de largo plazo, de financiamiento", explicó.

Por otro lado, consultado sobre la nueva conducción del Banco Central , Miedziak, dijo que fue "un punto de inflexión". "Hubo mucho cambio de rumbo y eso afectó la credibilidad. Había cambios que hacer. (Luis) Caputo ya trabajó antes en bajar la tasa de interés y el rol del Ministerio de Hacienda es más importante. El Gobierno tiene una chance de salir fortalecido", opinó.

Mignone, por su parte, consideró que es un cambio positivo no por el cambio en sí mismo sino porque la dinámica está indicando que lleva a una mayor consistencia en la política cambiaria y fiscal. "Hay variables que estaban muy relajadas y esto ayuda a fortalecer el balance del Banco Central y da certidumbre al sistema financiero. Ordena, da consistencia, cambia el punto en que estábamos. El cambio es positivo porque da una señal hacia adelante", sostuvo.

Por último, Curutchet dijo que el programa de Caputo está a la vista y que hay un dato que se pasa por alto que es que ya van 10 meses seguidos de reducción del déficit fiscal. "Hay un desorden que viene desde hace 70 años y el acuerdo con el FMI da un marco a tres años para tratar temas de fondo", concluyó.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Comunidad de negocios

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.