Economía del conocimiento. El talento argentino ya genera exportaciones por US$6300 millones

Fernando Moya (Ozono Producciones), Sergio Kaufman (Accenture), José Del Rio (LA NACION), Facundo Gómez Minujín (J.P. Morgan), Alicia Caballero (UCA) y Roberto Daniel “Kuky” Pumar (Leader Entertainment Group)
Fernando Moya (Ozono Producciones), Sergio Kaufman (Accenture), José Del Rio (LA NACION), Facundo Gómez Minujín (J.P. Morgan), Alicia Caballero (UCA) y Roberto Daniel “Kuky” Pumar (Leader Entertainment Group) Fuente: LA NACION - Crédito: Fabián Malavolta
María Julieta Rumi
(0)
9 de mayo de 2019  • 12:48

Shows de artistas argentinos en Tahití, videoclips para niños producidos localmente que se ven en Rusia, asesoramiento a distancia de profesionales del país. Estas son solo algunas de las oportunidades que abre la economía del conocimiento para la cual hay buena materia prima argentina por la calidad y la resiliencia del talento local. Sin embargo, también hay trabas que vencer, como el contexto macro, las burocracia y la falta de visión global.

Sobre esto se habló en la tercera jornada de la sexta edición de Management 2020que se tituló "Economía del conocimiento" y que contó con la presencia de distintos referentes. Uno de ellos fue Roberto Daniel "Kuky" Pumar, CEO de Leader Entertainment Group, quien tuvo dos vidas: la primera como productor de cantantes tropicales y, la segunda, como hacedor de videoclips con canciones para chicos.

Roberto Daniel “Kuky” Pumar, CEO de Leader Entertainment Group
Roberto Daniel “Kuky” Pumar, CEO de Leader Entertainment Group Fuente: LA NACION - Crédito: Fabián Malavolta

"Corría 2006 y nos dimos cuenta de que no existía un MTV de música infantil. Eran fuertes las canciones, pero sin clips, con lo cual buscamos unir los dos mundos: el de la música con la animación", contó. La apuesta dio sus frutos, porque fueron un boom a nivel mundial, al punto que el 90% de su facturación proviene del exterior.

Otro que supo leer lo que se venía fue Fernando Moya, CEO y fundador de Ozono Producciones, que se apalancó primero en HBO y luego en YouTube, Facebook e Instagram para hacer que los shows de Fuerza Bruta fueran conocidos en el mundo para después poder vender tickets.

Fernando Moya, CEO y fundador de Ozono Producciones
Fernando Moya, CEO y fundador de Ozono Producciones Fuente: LA NACION - Crédito: Fabián Malavolta

También supo aprovechar el conocimiento de las telenovelas argentinas en el mundo para vender entradas en destinos impensados. "Con Natalia (Oreiro) fuimos a Rusia, Finlandia, Tahití, Bora Bora, porque sus novelas se daban en países exóticos y la gente conocía las canciones. Todos cantaban en castellano y lo mismo pasó con Violeta, que vendió entre 4 y 5 millones de entradas en el mundo por el conocimiento que tenía gracias a la plataforma de Disney y todo el empuje que se le dio vía redes", explicó.

En este sentido, el presidente de Accenture Argentina y de la región Sudamérica Hispana, Sergio Kaufman, reconoció la importancia de la ley de economía del conocimiento que se trata en el Congreso (ya tuvo media sanción en Diputados) que no solo incluye al software sino a otras industrias del sector como el audiovisual y la producción de videojuegos, por nombrar algunos.

Sergio Kaufman, presidente de Accenture Argentina y de la región Sudamérica Hispana
Sergio Kaufman, presidente de Accenture Argentina y de la región Sudamérica Hispana Fuente: LA NACION - Crédito: Fabián Malavolta

"Estamos hablando de un sector que exporta US$6300 millones y la idea es que en los próximos años llegue a los US$11.000 millones o US$12.000 millones y supere al complejo sojero. Este es un proyecto de país que va desde Juan Grabois hasta Marcos Galperin. A la economía popular le puede servir exportar al mundo. La ley de software asfaltó la grieta", afirmó.

Facundo Gómez Minujín, senior country officer J.P. Morgan
Facundo Gómez Minujín, senior country officer J.P. Morgan Fuente: LA NACION - Crédito: Fabián Malavolta

Y el senior country officer de J.P. Morgan, Facundo Gómez Minujín, destacó que la Argentina atrajo a empresas mundiales como Accenture y el J.P. Morgan por el talento. "Hay países que se organizaron para que se radiquen empresas grandes reduciendo impuestos y fracasaron. Y acá, sin eso, muchos nos establecimos igual, pero necesitamos tener previsibilidad de cara al futuro, que no se cambien las reglas del juego y se deje a las empresas trabajar", sostuvo.

Pero un limitante puede ser que los perfiles techies no crecen como la media mundial. Según Victoria Cole, gerente general de Wunderman Buenos Aires, mientras que en el mundo crecen al 7% aquí lo hacen al 0,7%. ¿Y qué es lo que aportan este tipo de profesionales? De acuerdo con Alicia Caballero, decana de la Facultad de Ciencias Económicas de la UCA, la ecuación es simple: estos trabajos traen dinero.

Alicia Caballero, decana de la Facultad de Ciencias Económicas Universidad Católica Argentina
Alicia Caballero, decana de la Facultad de Ciencias Económicas Universidad Católica Argentina Fuente: LA NACION - Crédito: Fabián Malavolta

"Con el conocimiento tecnológico, científico y artístico extendés las fronteras de posibilidades de producción. Y hay una capacidad que tiene el intangible para producir riqueza con menos recursos físicos. Esta riqueza que parte del talento, de las neuronas, es algo que hace crecer la economía con menos restricciones que otras industrias. La tasa de retorno es en general altísima", concluyó.

MÁS LEÍDAS DE Comunidad de negocios

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.