El Fondo rechazó críticas de Cristina y reafirmó su compromiso con la Argentina

Fuente: AP - Crédito: Jose Luis Magana
Rafael Mathus Ruiz
(0)
13 de febrero de 2020  • 12:54

WASHINGTON.- El Fondo Monetario Internacional ( FMI ) rechazó la acusación de la vicepresidenta, Cristina Kirchner, quien había afirmado en Cuba que el organismo incumplió sus propias reglas con el préstamo por US$ 57.000 millones otorgado a la Argentina durante el gobierno de Mauricio Macri, a la vez que reafirmó su compromiso con el país, y reiteró que mantiene un diálogo "constructivo" con el gobierno de Alberto Fernández.

El director de Comunicaciones del Fondo, Gerry Rice, dijo en su tradicional conferencia de prensa en Washington que el organismo cumplió con su estatuto, luego de que Cristina Kirchner afirmara en Cuba que el FMI había roto sus propias reglas al avalar una fuga de capitales, y que debería asumir su responsabilidad en la crisis económica y aceptar una quita. Rice minimizó la posibilidad de que esa retórica áspera complique las negociaciones.

"Puedo asegurarles absolutamente a todos que no hubo violación de las reglas del FMI", dijo Rice, ante una pregunta de LA NACION sobre las declaraciones de la vicepresidenta.

"Estamos absolutamente comprometidos a ayudar y apoyar al gobierno argentino y al pueblo argentino tanto como sea posible. Creemos que hasta ahora las discusiones han sido constructivas. Ese es el adjetivo que usaría en este momento", agregó.

El Fondo evitó de esa forma una confrontación directa con el gobierno de Alberto Fernández al reafirmar su compromiso y desoír parte de las críticas hechas por la vicepresidenta, Cristina Kirchner , quien dijo desde Cuba que el acuerdo stand-by firmado por el gobierno de Mauricio Macri fue "ilegal" y violó las reglas del organismo al haber alentado, a su juicio, una fuga de capitales. El gobierno de Macri siempre negó esa acusación, al sostener que utilizó el préstamo principalmente para pagar deudas.

Cristina Kirchner había dicho además que el FMI debería asumir su responsabilidad en la crisis económica del país y aceptar una quita en la devolución del préstamo. Ayer, en su presentación ante el Congreso, el ministro de Economía, Martín Guzmán, también había dicho que el Fondo era uno de los responsables de la crisis. Rice remarcó que el FMI, considerado un "prestamista senior", tiene limitaciones legales y de política que rigen el repago de sus préstamos, un virtual rechazo a la posibilidad de negociar a quita. Los principales accionistas del Fondo son las potencias del G-7.

"En lo que respecta a la deuda del FMI, la capacidad del FMI para reestructurar su deuda, para posponer los reembolsos, las recompras está limitada por nuestros marcos legales y de políticas. Entonces eso no es noticia. Eso no es noticia. Creo que todos saben que esa posición la hemos dicho antes y no solo en el contexto de la Argentina, es una aplicación general", indicó Rice.

Hoy, luego de la respuesta del Fondo, Kirchner retrucó con un hilo en Twitter donde mostró una imagen de uno de los artículos del estatuto del organismo que prohíbe utilizar sus recursos para "hacer frente a una salida considerable o continua de capital".

La respuesta formal del Fondo a las críticas de Cristina Kirchner en La Habana junto con el renovado compromiso para resolver la crisis económica y la reiteración -una vez más- de que los intercambios con el gobierno de Alberto Fernández han sido "constructivos" sugieren que la negociación está, por el momento, aislada de los azotes que a veces surgen desde el Frente de Todos hacia el Fondo, a quien muchos en el oficialismo consideran un responsable directo de la debacle actual.

El FMI aún debe encontrar la forma de recuperar los US$ 44.000 millones que ya le prestó a la Argentina durante la presidencia de Macri. Una misión técnica del organismo liderada por la subdirectora del Departamento del Hemisferio Occidental, Julie Kozack, y el jefe de misión para la Argentina, Luis Cubeddu, se encuentra en Buenos Aires para continuar con las discusiones con el Gobierno sobre los planes para reestructurar la deuda y el programa oficial.

Uno de los pilares centrales del plan económico es el sendero fiscal que aspira recorrer el Gobierno los próximos años. Guzmán dijo en el Congreso que la Argentina recién podrá alcanzar el superávit fiscal en 2023, una proyección que, en los hechos, traslada el ajuste de las cuentas fiscales a la próxima administración.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Comunidad de negocios

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.