El nuevo rol del consumidor en la gestión de talento

Alejandro Mascó
(0)
29 de enero de 2012  

La inmediatez, escenario de la vida cotidiana del mundo de hoy, hace repensar cómo se construyen en las compañías con cada vez más frecuencia las "culturas de marca", más que planes específicos de organizaciones.

Las redes sociales hacen que sea necesario el desarrollo de dinámicas de comunicación inmediatas entre las marcas y sus consumidores. El desplazamiento del eje de autoridad y poder de las organizaciones a un esquema en el que cada vez participan más individuos abre oportunidades para restablecer los alcances del área de Capital Humano.

Todos estos hechos integrados crean coyuntura para iniciar un innovador estilo de gestión y atracción de talento, y creación de diversidad, incluyendo el concepto y las necesidades del consumidor.

Un nuevo paradigma signado por la conectividad y la globalización manifiesta que el mundo, los consumidores, los colaboradores y las empresas están en un proceso de transformación donde los vínculos toman cada vez más un rol preponderante.

Los nuevos talentos miran a organizaciones que muestren y demuestren genuino interés por trabajar para el bien del planeta. Asistimos a la era en la que el desencanto y la decepción como aprendizaje de la crisis aún cercana, la búsqueda de lo real, de lo comprobable, de lo tangible, aquello que permita verificar los resultados y hacer visibles los logros es valorado por el consumidor y por los jóvenes talentos.

La nuevas generaciones de futuros colaboradores necesitarán sentir que las marcas están haciendo lo que prometen y que les entregan certidumbre en vez de dudas en un vertiginoso aquí y ahora. Procesos de comunicación en los que no siempre habrá tiempo de ver y revisar los cambios. La mirada de las nuevas generaciones (Y y Z) está puesta en observar que dichos procesos manifiesten compromiso sobre el comportamiento y no sólo sobre el discurso.

Será necesario continuar rompiendo muchos de los paradigmas de segmentación en las organizaciones, construidos a partir del mundo corporativo de los 90. Eso hoy cambió.

¿Cuál es el nuevo concepto de diversidad en todos los planos, tanto en el vínculo que se genera entre cada marca, la necesidad del consumidor y la búsqueda de nuevos talentos, que comprendan esas necesidades para la organización, ayudándola a cerrar la cadena de valor y movimiento que impacta en el negocio de la empresa y en los equipos de trabajo que la gestionan?

La propuesta es repensar la gestión del talento bajo nuevas políticas que incluyan el entender y conocer a los consumidores. Esto requiere iniciar desde el área de Capital Humano un proceso de trabajo en equipo con marketing, que permita dar vida a nuevas políticas de diversidad alineadas a la cultura de marcas tanto como a las necesidades de los consumidores. La gestión de talento conlleva diversidad y tal como la concebimos hasta hoy, está fuera del paradigma. Contar con determinado porcentaje de etnias, de género y capacidades diferentes ya no encaja.

El consumidor actual es protagonista absoluto del proceso de innovación, diseño y desarrollo de nuevos productos en un mundo interconectado donde el poder reside en el usuario y el futuro no se prevé, se construye. La mejor forma de predecir el futuro es crearlo junto con el conocimiento y demanda que el consumidor.

Marketing es el área de las empresas que se ocupa de generar ese futuro al crear un vínculo de valor entre marcas-productos para los consumidores. Entiende sus necesidades, deseos, percepciones e inquietudes; Recursos Humanos gestiona y capta talento para el desarrollo de la organización, que impacta también en el consumidor.

Si unimos los objetivos de Marketing y los de Capital Humano, el resultado es la necesidad de iniciar un nuevo camino en el que se busquen para las organizaciones talentos que incluyan las variables y necesidades de los consumidores. Buscar el talento que la organización requiere, que entre sus capacidades incluya lo que el consumidor busca. Lo dicho y lo percibido. Si quienes dirigen las áreas de Gestión de Talento incluyen para sus búsquedas la línea de pensamiento de los consumidores y el proceso de elección de producto que respalda el valor de compra, los equipos de trabajo se alinearán aún más para potenciar resultados.

Trabajar en equipo con marketing para incluir las necesidades de los consumidores en las búsquedas organizacionales a todos los niveles abre un espacio nuevo en la gestión de talento que ayuda a comprender la diversidad que la organización necesita en pos de satisfacer la inmediatez de las nuevas demandas tanto del mundo del consumidor como del mundo que nos rodea.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Comunidad de negocios

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.