El Provincia se convertirá en un holding empresario

El presidente del banco, Rodolfo Frigeri, tendrá el control del grupo, mientras que la entidad sumará al directorio un representante de la Alianza.
Javier Blanco
(0)
5 de diciembre de 1997  

El Banco Provincia (Bapro) inició los trámites para transformar el grupo de 16 empresas que encabeza en un holding, al estilo de los que funcionan en el sector privado.

El cambio organizacional no sólo busca hacer eficiente la operatividad del grupo, que acaba de incorporar una empresa de atención de la salud, sino que implica un reaseguro para la conducción de Rodolfo Frigeri quien, de esta forma, dejará la presidencia del banco para asumir como diputado nacional, pero se aferrará a la titularidad del holding.

El banco, que ya hizo la presentación correspondiente ante la Inspección de Personas Jurídicas dependiente del Ministerio de Justicia, formalizará así el control centralizado que ejerce sobre 13 empresas, a lo que agrega participaciones accionarias minoritarias en otras 3 (la tarjeta Visa, la red Link de cajeros automáticos y Nahuel Sat); una red de negocios que ya le permitió superar los 1000 millones de facturación anual.

La jugada, que cuenta con el aval del gobernador Eduardo Duhalde, demuestra que ese sector del oficialismo busca preservar la figura de Frigeri tratando de evitar que su perfil de economista y hombre de negocios pueda llegar a diluirse en la Cámara de Diputados de la Nación.

Premio jugoso

El premio para Frigeri no es menor: no sólo controló su sucesión al frente del Bapro (el cargo lo hereda el actual vicepresidente, Carlos Elizondo), sino que retendrá el poder en el grupo al asumir la conducción del holding, donde seguramente lo secundará Alberto Fernández, el titular de Gerenciar.

La novedad surgió en el cóctel que el Bapro ofreció con motivo de las fiestas de fin de año. El encuentro sirvió además para presentar ante la prensa a Carlos Elizondo, que en cuestión de días asumirá como nuevo presidente del banco, y confirmar que próximamente el duhaldismo cederá uno de los sillones en el directorio de la entidad a un representante de la Alianza, teniendo en cuenta que perdió el control del Senado provincial.

La mesa de conducción del banco debe renovarse parcialmente en los últimos días del año y, como suele ocurrir en estos casos, en la entidad comenzó el sugestivo juego de las sillas, que comenzará a definirse la próxima semana, cuando el gobernador Duhalde reciba al directorio del Bapro para analizar esta cuestión.

Ganas de expandirse

El evento sirvió además para que Frigeri explicite su desagrado por los límites que enfrenta la posible expansión del Bapro. "Tenemos pedidos de empresarios de otras provincias que nos reclaman presencia en esos lugares para que les ofrezcamos líneas de créditos competitivas, pero se nos condena a los límites de la Provincia", se lamentó Frigeri.

El banquero admitió que al Bapro le hubiera interesado participar en la privatización del Banco de Santa Fe y reveló que se le negó esa posibilidad. "Entiendo que en este segundo llamado debiera permitírsenos participar. De hecho es algo que ya hemos reclamado ante el Banco Central", explicó ante La Nación . "si nos dejaran tomar ese banco, estoy seguro que en seis meses da ganancias y mejores servicios a esa sociedad", aventuró. Cabe recordar que en 1996 el Bapro ofertó para quedarse con casas del ex banco Caseros, pero debió retirar su oferta a solicitud de la autoridad monetaria.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Comunidad de negocios

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.