Fargo se presentará en concurso preventivo

La firma pertenece a The Exxel Group
(0)
28 de junio de 2002  

Otra compañía de The Exxel Group está en problemas. La panificadora Fargo se presentará hoy en convocatoria de acreedores para negociar ante la Justicia su deuda de US$ 155 millones y evitar así la bancarrota.

"Queremos conservar la compañía en funcionamiento", declaró el principal ejecutivo de Fargo, Daniel Elizalde, a LA NACION. La empresa, que también produce alimentos congelados, pastas, dulces y material de empaque, cuenta con cinco plantas distribuidas en las localidades bonaerenses de Pacheco, San Martín, Grand Bourg, Villa Tesei y Beltrán.

Fargo había incumplido en agosto pasado con el pago de su deuda con el banco alemán Deutsche Bank, que asciende a US$ 30 millones, y este año había declarado el default de sus obligaciones negociables (ON) por US$ 120 millones en el exterior. También debe US$ 5 millones a sus proveedores.

La presentación de Fargo en concurso preventivo despeja los rumores sobre su posible compra por la mexicana Bimbo. Esta compañía había iniciado negociaciones con Exxel a principios de 2001, que se abortaron en diciembre, cuando aumentaba la incertidumbre sobre la situación argentina.

Elizalde afirmó que la prioridad actual de los dueños de Fargo consiste, "antes que nada", en sostener la operación. "Queremos comprar materia prima, procesarla, venderla y cobrarla", expresó. "Después veremos qué alternativas hay", contestó Elizalde cuando se le preguntó si Exxel está interesado en desprenderse de la compañía.

La recesión ya había afectado los negocios de Fargo durante el año pasado. De ahí que haya suspendido los pagos al Deutsche Bank.

Sin embargo, su negocio se deterioró aún más a partir de este año. Se le acotaron los plazos de pago a proveedores (de 100 a siete días), la devaluación encareció sus productos, aunque sus precios no subieron tan rápido, muchos consumidores prefirieron otras marcas más baratas y las ventas ($ 131 millones en 2001) cayeron un 25 por ciento.

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?