srcset

Finlandia

Finlandia. El primo pobre que va camino a convertirse en la locomotora nórdica

Carlos Manzoni
(0)
28 de agosto de 2019  • 12:50

El 6 de diciembre de 1917, cuando dejó de ser un gran ducado perteneciente al imperio ruso para convertirse en un país independiente, Finlandia era el "hermano pobre" entre los nórdicos, pero a partir de ese momento no dejó de crecer, hasta transformarse en una de las economías más ricas del mundo y perfilarse como la gran locomotora de la región.

En la actualidad, es considerado en varios rankings como el país más estable, más seguro y mejor gobernado del mundo. El sistema judicial finlandés es el más independiente del planeta; su policía, la más fiable; sus bancos, los más sólidos; sus empresas, las segundas más éticas; sus elecciones, las segundas más libres; y sus ciudadanos, los que disfrutan de mayores niveles de libertad personal, elección y bienestar.

Es que, tal como dice Anna Rautvuori, vicejefa de la Embajada de Finlandia en Buenos Aires, ese país ha sido una historia de éxito durante los últimos 102 años. "Nuestro país se ha posicionado entre los países más ricos del mundo en solo unas pocas generaciones. Ha pasado de ser una economía basada en la silvicultura a una centrada en la tecnología; y ahora está experimentando una nueva transición a una sociedad focalizada en los servicios", comenta Rautvuori.

Equipo de pesca en hielo en el mar de Botnia, apenas congelado en Vaasa
Equipo de pesca en hielo en el mar de Botnia, apenas congelado en Vaasa Fuente: AFP - Crédito: Oliver Morin

Una radiografía de su economía permite ver que su producto bruto interno (PBI) per cápita es de US$40.871, su inflación apenas llega al 1,1% anual, su salario medio asciende a US$4100, y su tasa de desempleo bajó hasta 6,5%. No solo eso: está en el podio de los países menos corruptos del mundo y, según el Foro Económico Mundial, tiene la mayor innovación per cápita del planeta.

Este es un país rico en recursos naturales, como bosques, lagos y minerales, así como en profesionales de tecnología limpia extremadamente calificados. Entre sus industrias más importantes, se destacan la forestal, el procesamiento de madera, la ingeniería eléctrica, la metalurgia, la química, la de tecnología energética y medioambiental y la de tecnología de la información. Asimismo, los sectores de servicios desempeñan un papel clave en la economía finesa, ya que ese sector genera más de dos tercios del PBI.

Caminar por las calles de su capital, Helsinki, es como sumergirse en la pantalla de uno de los videojuegos de Rovio, la exitosa desarrolladora y compañía de entretenimiento local explotó al crear Angry Birds: todo está ordenado y limpio, pensado para facilitar la vida diaria y evitar burocracia o retrasos.

Después de la práctica de fútbol, Antti Raunemaa, desde la izquierda, Nicke Tevajarni y Johan Hilli toman una copa en Moms, el único bar nocturno, en Kaunianen
Después de la práctica de fútbol, Antti Raunemaa, desde la izquierda, Nicke Tevajarni y Johan Hilli toman una copa en Moms, el único bar nocturno, en Kaunianen Crédito: Lena Mucha

¿Y cómo es vivir en Finlandia? La respuesta de Carina Quiroga, una argentina que reside en Helsinki desde hace 8 años, lo sintetiza: "Todo funciona, el nivel de organización no deja de asombrarme". Y agrega: "Todo se puede hacer en internet y hay pocas ocasiones donde es necesario visitar una oficina personalmente. Se pagan impuestos altos, pero vuelven en servicios de primera calidad".

Quiroga subraya otro detalle interesante sobre los impuestos: son progresivos. Así que un sueldo de US$4000 tributa 26%, pero a medida que ese monto sube también sube el impuesto, que puede llegar a ser de hasta 60%. De todos modos, la carga tributaria promedio es de 44%.

No hay salario mínimo general en este país, elegido por la ONU como el más feliz de la Tierra por segundo año consecutivo. Pero, para tener una idea, una docente de primaria gana US$3190 por mes; mientras que un empleado administrativo con 25 años de antigüedad en una empresa privada gana unos US$4100; es decir, el salario medio. En tanto, una empleada doméstica recibe US$11 por hora, y una niñera, US$8,50.

Igloo en Saariselka
Igloo en Saariselka Crédito: Anna Watson/Corbis

Claro que, como en la mayoría de sus vecinos, no es barato vivir en el único nórdico que adoptó el euro. Una recorrida por el supermercado arroja la siguiente lista: el litro de yogurt cuesta 1,65 euros ($108); 300 gramos de pollo, 3,59 euros; 250 gramos de queso untable, 2,49 euros; una lata de atún, 2,75 euros; un kilo de bananas, 1,69 euros; una caja de 350 gramos de cereales, 3,29 euros, y un kilo de manzanas, 1,79 euros.

Una de las principales claves del éxito finlandés es su sistema de educación universal, pública y gratuita, reconocido como uno de los más avanzados del mundo, que ofrece a todos los jóvenes las mismas oportunidades y produce profesionales muy bien preparados, según las capacidades de cada estudiante.

Además, es un país formado por profesores universitarios. Desde la independencia, casi el 30% de los jefes de Estado y de gobierno finlandeses han sido profesores universitarios, incluida la mitad de los primeros ministros.

Tranvia en invierno en Helsinki
Tranvia en invierno en Helsinki Crédito: Gavin HellierCorbis

Según Rautvuori, el éxito y crecimiento económico han sido impulsados por una democracia funcional y su capacidad de tomar decisiones. "Además, hay mucho movimiento innovador en Finlandia. Los finlandeses somos una nación que siempre inventa cosas nuevas y busca soluciones tanto para mejorar la calidad de vida cotidiana de la gente como para desarrollar un mundo mejor. Nuestra ubicación y recursos en el Ártico han dado forma a la manera en la que pensamos, trabajamos e innovamos", subraya.

Pista de patinaje frente al Ateneum, Art Museum, Helsinki
Pista de patinaje frente al Ateneum, Art Museum, Helsinki Crédito: Peter Adams/Corbis

Hay algo más, que ellos resumen con una palabra propia: "talkoo". Significa "trabajar juntos, de forma colectiva y en pos de un objetivo común específico, ya sea almacenando la cosecha, guardando la madera o recaudando dinero". En vista de los resultados acumulados, parece ser una fórmula efectiva para transformar a un país pobre en una locomotora económica.

ONU

MÁS LEÍDAS DE Comunidad de negocios

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.