Gasto y déficit sin límites para tener fondos a raudales y reactivar el "vamos por todo"

Jorge Oviedo
(0)
2 de agosto de 2014  

El decreto de necesidad y urgencia publicado ayer no sólo aumenta más del 20% el gasto de una sola vez y básicamente con deuda. Además, multiplica por cinco el déficit fiscal de un país con serios problemas para financiarse.

Cristina Kirchner y su equipo dicen con estos números que aumentarán la deuda interna y seguramente la emisión monetaria para sostener los subsidios al transporte , a los consumos de electricidad y de gas. En medio de la batalla legal y técnicamente en default, el Gobierno elige la fuga hacia adelante, endeudándose, por ejemplo, para que el ministro de Planificación, Julio De Vido, cuente con recursos con los que puede llegar directamente a intendentes y gobernadores. Para obras, para subsidios o para gastos corrientes. Todo, seguramente condicionado a que mantengan la lealtad al cristinismo. Muy importante para una administración cuyo principal cuadro está obligado a dejar el poder en menos de un año y medio.

Florencio Randazzo recibe miles de millones con deuda externa, pero también interna, para seguir con anuncios e inauguraciones de obras ferroviarias. Los 213 millones adicionales para reacondicionar el servicio del Roca que va de Constitución a La Plata, por ejemplo. Una obra sin dudas imprescindible, pero que incomprensiblemente se emprende cuando el Gobierno está despidiéndose, luego de años de gasto récord en el sector que, al mismo tiempo, vivió un decadencia tremenda con manejos más que oscuros. Ahora, si todo sale bien, Randazzo y Cristina Kirchner inaugurarán y el ministro intentará sucederla. Pase lo que pase, la factura de la deuda externa tomada la pagará la próxima administración. Porque a la actual, la década a la que llama "ganada", no le alcanzó.

Probablemente a la Presidenta le encantaría que el sucesor sea Kicillof. Cuenta ahora con 2000 millones de pesos más para el llamado Fondo para el Desarrollo Económico Argentino (Fondear) con el cual favorecer a empresas cuyos titulares no osen arrimarse a los candidatos que detesta Cristina, o que se tienten con dejar de aplaudirla en los actos oficiales antes de tiempo. Kicillof también consiguió 12.447 millones de pesos más para el Plan Gas, para incentivar a los productores y así tratar de capear la crisis energética colosal que causó el kirchnerismo.

El alineador

Si superada su dolencia gástrica a Julio De Vido le asignan la tarea de volver a alinear a intendentes y gobernadores, contará ahora con billetera adicional. Parte, deuda con el BID, parte con "deuda interna". Infraestructura social para las provincias, por ejemplo, con más de $ 103 millones adicionales. O el plan Techo Digno, con 1303,7 millones agregados. El fondo para infraestructura vial Sisvial tendrá también, al igual que en el caso anterior, más recursos con deuda interna. Unos 379 millones más y otros 446,8 millones para urbanización de villas de emergencia. Todos recursos que para conseguirlos, gobernadores e intendentes deberán antes pasar por la lupa de De Vido.

Para infraestructura vial productiva van 509,2 millones más. No habrá estado tan equivocado, como el Gobierno dijo, el presidente de la Sociedad Rural, Miguel Etchevehere, cuando se quejó de la ruina en que, según él, están los caminos rurales.

Otra curiosidad es que Aerolíneas Argentina aparece ahora expresamente mencionada en un documento oficial (las planillas anexas al DNU que le dio otros $ 1141 millones) como una empresa del sector privado. Es que la empresa está en "un limbo", ya que nunca fue formalmente expropiada, en todo caso es privada operada por el Estado. Si fuera estatal, como su fin es comercial, podría caer bajo embargos en los Estados Unidos, donde vuela, por los juicios de los holdouts. En medio del pleito no conviene que Cristina diga: "Es nuestra".ß

MÁS LEÍDAS DE Comunidad de negocios

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.