El uso de la capacidad instalada de la industria tocó su nivel más bajo desde 2002

El sector industrial utilizó en enero el 56,2% de la producción máxima que puede tener
El sector industrial utilizó en enero el 56,2% de la producción máxima que puede tener Fuente: LA NACION
(0)
12 de marzo de 2019  • 21:04

La utilización de la capacidad instalada en las plantas industriales llegó en enero a niveles parecidos al año 2002. El dato se conoció luego de que hoy el Indec publicara en su informe de cada mes que, en el primer mes del año, el sector industrial solo utilizó el 56,2% de la producción máxima que puede tener. En el mismo mes del año pasado, el porcentaje había sido 61,6%.

Los datos desde 2002 -cuando comenzó a medirse la capacidad instalada- los recopiló la Unión Industrial Argentina (UIA) de los informes que publicaba cada mes el Indec: desde julio de ese año, cuando dio 56,6%, que no se alcanzaban valores tan bajos en este indicador. El Indec tiene disponible en su página solo la serie desde enero 2016, cuando el nivel de capacidad instalada era de 62,9%.

En detalle, cuando se analizan las 13 industrias que informa el organismo, el sector automotor es el que tuvo el peor desempeño en enero, con solo un 15,7% de su capacidad instalada en uso (hace un año era 25,6%). Entre los números alentadores que el ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne , le mostró la semana pasada al Presidente figura que en este sector hay un incremento de la producción de vehículos del 6,4% en febrero en relación al mes anterior, según la Asociación de Fabricantes de Automotores (Adefa).

"Todavía hay un stock de casi seis meses de autos por venderse y este mes, casi la mitad de las terminales anunciaron suspensiones, lo que podría suponer que de nuevo en marzo habría una producción magra", dijo Lorenzo Sigaut Gravina, de la consultora Ecolatina.

Los bloques sectoriales que presentaron niveles de utilización de la capacidad instalada superiores al nivel general son: productos del tabaco (83,9%), refinación del petróleo (76,6%), industrias metálicas básicas (71,7%), sustancias y productos químicos (68,9%), papel y cartón (67,4%), productos alimenticios y bebidas (57,5%), productos minerales no metálicos (57,1%) y edición e impresión (56,7%).

Mientras que los bloques sectoriales que se ubican por debajo del nivel general de la industria son: productos de caucho y plástico (48,4%), metalmecánica excepto automotores (38,4%), productos textiles (31,4%) y la industria automotriz (15,7%), que la que mayor peso tiene en el indicador.

"Para su cálculo se tiene en cuenta cuál es efectivamente la producción máxima que cada sector puede obtener con la capacidad instalada actual. Se consideran criterios técnicos, como el aprovechamiento potencial de las plantas productivas empleando el máximo de turnos posibles y las paradas necesarias para el mantenimiento apropiado de dicha capacidad", explica el Indec sobre la metodología del informe.

A partir de enero de 2005, el indicador de utilización de la capacidad instalada en la industria se empezó a calcular con la base de 2004. En 2012, se tomó como base ese año hasta octubre de 2015, y desde 2016 en adelante se volvió a utilizar la base 2004. El empalme de la serie fue hecho por la Subsecretaría de Programación del Ministerio de Economía, según explicaron en la UIA.

El detalle de cada bloque

El bloque de alimentos y bebidas registra un nivel de utilización de la capacidad instalada de 57,5%, inferior al del mismo mes de 2018 (62,7%). El menor nivel de utilización del bloque se explica principalmente por la baja registrada en la elaboración de bebidas gaseosas, aguas y sodas, productos lácteos y en la molienda de oleaginosas.

El bloque de productos textiles presenta un nivel de 31,4%, inferior al 57,2% de enero de 2018, que se explica por la menor elaboración de hilados de algodón y de tejidos.

Papel y cartón tuvo un nivel de utilización de la capacidad instalada de 67,4%, inferior al 73,5% del año pasado, que se vincula principalmente con la menor elaboración de papeles para envases y embalajes.

Edición e impresión registró un nivel de utilización de la capacidad instalada de 56,7%, inferior al 59,5%, que se vincula con la menor demanda por parte de algunos segmentos de la industria de alimentos y bebidas, la actividad publicitaria, la industria textil, la producción de electrodomésticos, la actividad de la construcción y la actividad editorial.

La refinación del petróleo tuvo un nivel de utilización de la capacidad instalada de 76,6%, inferior al 81,7% de enero de 2018, asociado a un menor nivel de procesamiento de petróleo crudo.

El bloque de sustancias y productos químicos presentó un nivel de 68,9%, inferior al registrado en enero de 2018 (70,8%), a partir de la menor utilización de las plantas principalmente en los sectores productores de detergentes y jabones, materias primas plásticas y químicos básicos.

Los productos de caucho y plástico presentan un nivel de utilización de la capacidad instalada de 48,4% en enero de 2019, inferior al registrado en enero de 2018 (58,2%), como consecuencia de la menor elaboración de manufacturas de plástico.

Los productos minerales no metálicos tuvieron un nivel de utilización de la capacidad instalada de 57,1%, inferior al 67,6%. La menor utilización de las plantas se origina en las caídas de los niveles de producción de vidrio, cemento, artículos sanitarios de cerámica, pisos y revestimientos cerámicos, ladrillos huecos, mosaicos y placas de yeso.

La industria automotriz registró un nivel de utilización de la capacidad instalada de 15,7%, inferior al de enero de 2018 (25,6%), como consecuencia de la disminución de la cantidad de unidades fabricadas por las terminales automotrices a partir de la menor demanda y de la realización de paradas técnicas en algunas plantas productivas.

Finalmente, la industria metalmecánica excepto automotores registró un nivel de 38,4%, inferior al 48,6% de 2018. La menor utilización de las plantas se origina principalmente en las caídas de los niveles de producción de maquinaria agropecuaria y aparatos de uso doméstico.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?