Autos: qué pasará con los precios según la empresa líder del sector

Los ejecutivos de la firma alemana esperan aumentos de precios en los próximos meses
Los ejecutivos de la firma alemana esperan aumentos de precios en los próximos meses
Francisco Jueguen
(0)
5 de diciembre de 2020  • 04:25

El mundo tendrá precios inflados debido a la reactivación económica luego de que se apagara la actividad por la pandemia del coronavirus. Pero en la Argentina todo es más complejo. En un país que sabe de inflación, sus motores serán una mayor demanda impulsada por el dólar y las expectativas devaluatorias, y los problemas de oferta. Ese es cocktail explicará lo que en Volkswagen -la empresa automotriz número uno en ventas del país- consideran un fenómeno inevitable: la suba de precios de los autos.

Pablo Di Si, presidente de Volkwagen en América latina, y Thomas Owsianski, CEO en la Argentina, prefirieron no ponerle todavía un número a ese aumento. "Será el que el consumidor convalide", explicó Di Si, anfitrión esta mañana de la visita del presidente Alberto Fernández para la inauguración de la nueva planta de pintura de la terminal automotriz habilitó en el Centro Industrial Pacheco, en el marco de la inversión por US$650 millones que la firma lleva adelante para la producción de la SUV Taos.

"Noviembre fue muy fuerte", dijo Owsianski. "La demanda es más alta que la producción posible. La cadena de valor no puede suplir la demanda. Ese es el desafío más grande en este momento", comentó el ejecutivo alemán, que señaló que es difícil prever que va a pasar con la situación macroeconómica en 2021, pero que creen que el país puede ver crecer su demanda a entre 350.000 o 400.000 autos contra los 320.000 de este 2020.

Tanto Di Si como Owsianski apoyaron el Plan Estratégico 2030 que el Gobierno tomó y que fue desarrollado en conjunto con Adefa, Smata y Acara. Tomaron como una señal positiva la mejora de los reintegros y la baja de retenciones para exportaciones incrementales extramercosur. "Si se bajan más impuestos las exportaciones van a aumentar. Y si exportamos más vas a generar más producción, trabajo, divisas. Volkswagen puede asumir un compromiso con eso. Mi percepción es que esto (el plan para el sector) se va a mover de forma rápida. Hay buenas ideas e instrumentos. Ahora hay que implementarlas para que se genere un mercado más grande", dijo Di Si, que pronosticó una fuerte recuperación en Brasil en forma de "V" (a unos 2,3 millones de autos y comerciales). Allí llegará la Taos en 2021. Ya se exporta desde Pacheco la Amarok. La firma prevé aumentar la producción de cajas en Córdoba también.

"¿Cómo va a impactar las restricciones en la oferta por los problemas para importar, la reactivación de la demanda tras la pandemia y las expectativas de devaluación en los precios de los autos, un bien dolarizado?", preguntó LA NACION. En Volkswagen negaron que, hoy por hoy, tengan inconvenientes con las importaciones luego del esquema sellado con el Ministerio de Desarrollo Productivo. Sí está claro, el mismo esquema limita la cantidad de autos del exterior para suplir una posible demanda extra.

Impacto en los precios

"Lo que ocurrirá en los próximos meses es que van a haber problemas en la cadena productiva. El acero y otros commodities están en falta, y los precios internacionales ya están en alta", explicó Di Si sobre el panorama global. "Va a haber una inflación a nivel mundial por la demanda reprimida y las capacidades restringidas. A nadie le gusta la inflación, pero la inflación por una alta demanda implica que la economía y el sector productivo se están moviendo", justificó el ejecutivo afincado en Brasil.

"La situación es similar", dijo Owsianski sobre lo que pasa en el mercado local. "Volkswagen tiene los mismos problemas en la Argentina que el mundo. Claramente, los proveedores van a querer aumentar precios. Están en el proceso de aumentar precios", dijo el alemán. ¿Hasta cuánto aumentarán? Di Si señaló que esas subas se trasladarán totalmente o en parte a los consumidores y que serán ellos, en definitiva, los que avalen un determinado porcentaje.

"Tenemos una presión de costos que no es poco. Son valores altos, de un 20% y 30% en dólares a nivel mundial. La industria no va a poder absorber esos costos", agregó el número uno de la firma en Brasil. Di Si hizo la comparación con lo que sucede con los materiales para la construcción. En el país tuvieron fuertes aumentos y comenzó a haber acopio y desabastecimiento. Semanas atrás, Comercio Interior amenazó con aplicar la Ley de Desabastecimiento.

"Va a haber una reacción alcista de precios. El consumidor va a determinar cómo se va a ir ajustando", afirmó Di Si. Esa señal explicará también cuál será en definitiva la perspectiva de crecimiento del mercado para 2021, un año que perciben como "difícil".

Conforme a los criterios de

Más información
ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Comunidad de negocios

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.