La construcción de la herencia maldita

José Del Rio
José Del Rio LA NACION

La construcción de la herencia maldita, el análisis de José del Rio

09:23
Video
(0)
5 de noviembre de 2019  • 23:43

Escuchá la columna como podcast:

A continuación, sus principales conceptos:

  • Hablemos de la herencia maldita. ¿Qué es la herencia maldita? Primero, hay que remontarse a un suceso que ocurrió hace cuatro años, cuando el presidente Mauricio Macri ganaba la elección presidencial y el país del 40% le decía que detalle la herencia que recibió y que describa lo que había dejado Cristina Kirchner.
  • En aquel momento, el propio Macri les explicaba, en off, a algunos de sus allegados por qué no hablaba de esa herencia, y para eso utilizaba la siguiente analogía: "Imaginate que sos un piloto de avión, y tenés que decirle a todos los que vienen en el vuelo que el avión tiene problemas de motor, que el cielo va a tener turbulencias y que es factible que el vuelo no aterrice tranquilamente". En este escenario, todo aquel que estuviera en ese avión entraría automáticamente en una situación de pánico.
  • Esa fue la justificación, desde el relato del macrismo, de por qué no habían contado lo que heredaron del kirchnerismo. Hoy, cuatro años después, con ciertas lecciones políticas aprendidas, se está invirtiendo la prueba de la carga (o la carga de la prueba).
  • Quien está anticipando lo que deja el macrismo es el propio Mauricio Macri, a través de dos de sus principales espadas: el ministro de Hacienda interino, Hernán Lacunza, y el hombre más cuestionado por el círculo rojo hoy, el jefe de Gabinete, Marcos Peña. Ambos crearon un documento de ocho puntos para evitar que se repita la historia de los últimos cuatro años.
  • Quieren ser ellos quienes hablen de su propia herencia y no que lo haga otro, como fue el caso de Axel Kicillof, quien -antes de asumir en la provincia de Buenos Aires- habló de "tierra arrasada" por parte de la actual gobernadora María Eugenia Vidal.
  • Esencialmente, Marcos Peña dice que tuvieron que pedir dinero prestado porque heredaron un déficit enorme y porque habían quedado muchas cuentas sin pagar del gobierno anterior. Por el contrario, Alberto Fernández sostiene que esto sirvió para la fuga de capitales y que el problema del endeudamiento no existía hace cuatro años porque es producto de la inoperancia del Gobierno.
  • En el medio está la inflación: el principal problema que le deja el gobierno de Macri al gobierno que viene y, también, el que le había dejado el gobierno de Cristina Kirchner al presidente Macri. El gobierno actual dice que, en estos cuatro años, ha dado los pasos necesarios para empezar a ver una reducción sostenida y sostenible de la inflación. Hoy, la inflación supera el 50% en el país. El Frente de Todos, por su parte, argumenta que la Argentina no resiste más espacio para el ajuste.
  • Lo que dice la realidad está un poco vinculado con lo que empezó a sembrar hoy Augusto Costa, quien será ministro de Economía de Axel Kicillof en la provincia de Buenos Aires. Según sostuvo, bajar la inflación va a ser un proceso que va a llevar prácticamente todo el gobierno de Alberto Fernández.
  • El país de hoy tiene una altísima sensibilidad. A ninguno de los dos bandos (ni al 40% ni al 48%) le gusta escuchar lo que uno piensa porque, en este caso, Augusto Costa tiene razón. Todos los manuales dicen que los países que lograron corregir la inflación tardaron entre cuatro y diez años.
  • El problema que tuvo el gobierno de Macri fue que se había subestimado el tiempo que se iba a necesitar para resolver este problema. En su momento, habían dicho que en un año se iba a bajar la inflación casi al 10%.
  • Jorge Todesca habló hoy de cuidar el Indec, cuya independencia fue restablecida por el macrismo. Esta es otra de las temáticas que se empiezan a hablar, en términos de herencia, por parte del gobierno de Macri.
  • En el documento también dicen que bajaron la presión tributaria, los bienes personales y los impuestos al cheque y que se produjo la inserción al mundo.
  • Esta es la argumentación amarilla de una herencia que, dicen, que es mejor para Alberto Fernández. Alberto Fernández respondió, y dijo: "Tienen que parar con las mentiras".
  • Se va a empezar a construir la herencia maldita de este país, que en su momento Macri no comunicó, y que Alberto Fernández sí va a comunicar.
  • También se aproxima la herencia judicial. Algunos protagonistas estaban guardados y volvieron a aparecer: Roberto Baratta pidió que se revisen las causas de corrupción y habló de persecución judicial; en la misma línea, Lázaro Báez dijo que hay una persecución para destruir al peronismo; y Julio De Vido, quien se negó a declarar. Este es otro debate que se viene, y que también tendrá dos discursos: uno para el 48% y otro para el 40%.

LN+, ahora también en Cablevisión (19 analógico y digital, 618 HD y Flow), Telered, DirecTV, TDA, Telecentro Digital, Antina y Supercanal

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Comunidad de negocios

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.