La historia del puerta a puerta: un negocio de US$ 1000 millones anuales frenado con impuestos y burocracia