Your browser does not support javascript

La Justicia falló a favor de un empleado despedido por jugar a la Playstation en su trabajo