La mayonesa, cada vez más a punto

El consumo aún está lejos de los países del este de Europa; Chile, el mejor de la región
Diego Cabot
(0)
7 de febrero de 2016  

Crédito: Pablo Bernasconi

A los latinos les gusta la mayonesa, pero no tanto como a los consumidores de Europa del Este. Según números de Kantar Worldpanel, cada argentino consume 1,7 kilogramos de mayonesa por año.

Semejante número coloca a los argentinos entre los que más aderezo a base de huevo compran. El país es apenas superado en América latina por Chile, que suma dos kilogramos por habitante por año.

México es otro de los que también muestra buenos números para este alimento, con 1,2 kilogramos, el doble de lo que se vende en Brasil, cuyo indicador está en 600 gramos por habitante por año.

Claro que este tipo de consumo está lejos de lo que sucede en el mundo. Europa del Este es el principal consumidor global, según datos de Euromonitor Internacional. Cada ruso comió, en promedio, cinco kilos de mayonesa durante 2014. Lo siguen, Lituania, Ucrania, Letonia y Bielorrusia.

Según un informe de Alimentos Argentinos, en la Argentina hay cinco compañías que manejan el mercado. Unilever (Hellmann’s, Fanacoa y Ri-k), Dánica, Aceitera General Deheza (Natura, Manley’s y Mayoliva), La Campagnola y Benidorm, una empresa familiar cuyo nicho son los grandes envases que se utilizan, por ejemplo, en los locales de ventas de panchos.

La Argentina, salvo algunos productos gourmet provenientes de Estados Unidos y México, no importa mayonesa, aunque sí la exporta . "Si bien se registran embarques a más de 50 destinos, casi la totalidad de las ventas se concentran en países limítrofes. Chile, además de ser el principal comprador, es el mayor consumidor de mayonesa de la región", dice un trabajo del Ministerio de Agricultura de la Nación.

Los envases de hasta 500 gramos son los más vendidos al exterior; se llevan el 45% del total. Le siguen los que van de ese peso a un kilo.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?