Las grandes empresas argentinas valen US$30.000 millones menos tras las elecciones

Entre el 9 de agosto y el 1 de noviembre -es decir, antes de las PASO y después de las elecciones generales- los papeles de empresas argentinas que cotizan en Wall Street perdieron hasta un 71% de su capitalización bursátil
Entre el 9 de agosto y el 1 de noviembre -es decir, antes de las PASO y después de las elecciones generales- los papeles de empresas argentinas que cotizan en Wall Street perdieron hasta un 71% de su capitalización bursátil Fuente: Archivo - Crédito: TONY GOMEZ/DyN
Sofía Terrile
(0)
14 de noviembre de 2019  • 15:11

Tres reservas netas del Banco Central. Un Mercado Libre. Ocho YPF. La cuenta de la pérdida de valor de las empresas argentinas que cotizan en Nueva York luego de las elecciones presidenciales sorprende. El número fue tan grande -más específicamente, US$30.183 millones- que en el mundo bursátil se habla de una debacle. Además, se comparan los guarismos de los papeles locales con los de un país en guerra, pese a que en la Argentina, no hubo ningún evento demasiado disruptivo: solo triunfó el Frente de Todos.

Entre el 9 de agosto y el 1 de noviembre -es decir, antes de las PASO y después de las elecciones generales- los papeles de empresas argentinas que cotizan en Wall Street perdieron hasta un 71% de su capitalización bursátil, es decir, aquella medición que indica cuánto vale una compañía según el número que le atribuye el mercado. Es una cifra que se obtiene de multiplicar la cantidad de acciones que cotizan por el valor de cada una.

Si se toma en cuenta el valor total de 17 compañías locales que cotizan en Nueva York, la pérdida fue del 40% (la capitalización pasó de US$75.757 millones a US$45.574 millones). Ninguna de esas firmas ganó. Las que más "sufrieron" fueron algunas compañías energéticas y algunos bancos.

BBVA fue la compañía que más perdió en capitalización bursátil en el período electoral. Le siguen Edenor y Banco Macro (ambas con un 70% de descenso), Grupo Financiero Galicia (69%) y Central Puerto (65%).

LA NACION se comunicó con las cinco empresas que más perdieron en este período. Algunas prefirieron no hacer comentarios. Fuentes de Edenor dijeron que la empresa está "a la espera" de las nuevas pautas de generación y distribución de energía, pero que seguirá "acompañando" para cubrir la demanda que se generará en el verano.

En total, la capitalización bursátil de un grupo de 17 empresas argentinas que cotizan en Nueva York descendió un 40%
En total, la capitalización bursátil de un grupo de 17 empresas argentinas que cotizan en Nueva York descendió un 40% Fuente: Archivo - Crédito: Marcos Brindicci/Reuters

Ariel Sbdar, analista financiero y jefe de estrategia del Banco Industrial, explica más sobre la dinámica de las acciones argentinas en Wall Street: "La Argentina es un trade generalizado. Hay sectores que van a ganar o perder más o menos en estos meses, pero una elección y un cambio de gobierno son temas muy relevantes para la sociedad entera, lo que hace que todas las empresas se vean afectadas".

A su juicio, no hubo una "sobrerreacción" por parte de los inversores tras las PASO -el lunes 12 de agosto, las acciones cayeron un 48% en dólares- porque, dice, "posteriormente debería haber habido una corrección" que no sucedió. "El mercado sigue igual: es un reacomodamiento de precios", resalta.

Promesas de campaña vs. realidad

En la actividad bursátil, las expectativas pesan mucho. Cuando un inversor decide comprar una acción, piensa en el futuro de esa empresa. Con esa premisa en mente, surgen los precios de los papeles. Que tres bancos y dos empresas energéticas hayan sido las que más perdieron después de las elecciones no es casualidad: fueron los sectores que, según los comentarios de Alberto Fernández, podrían ver perjudicada su actividad.

El presidente electo habló, por un lado, de desdolarizar las tarifas, lo que significaría una reducción de los márgenes de las firmas de energía, que tienen gran parte de sus insumos en moneda estadounidense. Por el otro, mencionó la posibilidad de dejar de pagar los intereses de las Letras de Liquidez (Leliq) para aumentar las pensiones a los jubilados -algo técnicamente dudoso-, lo que complicaría el negocio de las entidades financieras que utilizan esa herramienta para mejorar sus balances.

Los bancos y las empresas energéticas fueron los sectores que más perdieron por las elecciones
Los bancos y las empresas energéticas fueron los sectores que más perdieron por las elecciones

Por lo que se conoció en los discursos de campaña, Matías Rajnerman, economista jefe de Ecolatina, apunta que las energéticas perderían el camino de recomposición de la tasa de ganancia que siguieron con la política económica de Cambiemos. "Tal vez no aumenten tanto los subsidios por restricciones fiscales, por lo que la rentabilidad caería y el valor de las acciones también", sostiene.

No obstante, en cuestiones de energía hay un doble discurso, apunta Marina Dal Poggetto, directora de la consultora Eco Go. "Hablaron de desdolarizar las tarifas, pero en simultáneo Vaca Muerta tendrá un rol importante. Por ahora no hay una hoja de ruta. Si las más dañadas son las energéticas y los bancos tiene más que ver con la incertidumbre respecto del funcionamiento de la Argentina", resume.

El problema, además, es el péndulo, dice la economista. Las energéticas y los bancos, apunta, fueron sectores "favorecidos" durante el gobierno de Cambiemos. "En este modelo, los precios básicos cambiaron significativamente: uno fueron las tarifas de servicios públicos. Por otro lado, pasamos de un esquema de controles cambiarios y tasas de interés negativas a uno de libre movilidad de capitales y tasas altas".

Las empresas argentinas, ¿de remate?

En este momento, la capitalización bursátil de YPF es de poco más de US$3700 millones. Dal Poggetto recuerda que, en la expropiación de 2012, el gobierno de Cristina Kirchner pagó unos US$5000 millones por poco más de la mitad. "Esto demuestra que en el flujo futuro que se tiene en cuenta al momento de adquirir un acción, no se sabe adónde va a ir el nivel de actividad", describe la economista.

La capitalización bursátil de YPF es de poco más de US$3700 millones
La capitalización bursátil de YPF es de poco más de US$3700 millones Fuente: Archivo

Otro dato que grafica cómo se achicó la capitalización bursátil de las compañías argentinas es que si se suman los cuatro bancos locales que cotizan en la bolsa de Nueva York, su valor total llega a unos US$5500 millones, dice Sbdar. "Esa cifra es menor al valor de Peloton, una compañía estadounidense que vende bicicletas fijas -resalta-. Está barato en términos absolutos".

En la misma línea, apunta que las compañías de servicios públicos que hoy valen poco más de US$4000 millones llegaron a unos US$28.000 millones en enero de 2018, pero en 2012 esa cifra estaba cercana a los US$800 millones. "Hoy no sabemos si estamos regalados", dice Sbdar.

Entre tanta incertidumbre, la única certeza que se puede leer de los vaivenes de la capitalización bursátil de las empresas locales es que el término "pendular" queda chico si solo se utiliza para describir a la política económica.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Comunidad de negocios

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.