Líderes responsables y con sensibilidad

Alejandra Ferraro
Alejandra Ferraro PARA LA NACION
(0)
7 de junio de 2020  • 00:00

El Covid-19 trajo cambios en la forma en que vivimos, trabajamos, nos conectamos, compramos, socializamos... En fin, impactó de tal manera en nuestros hábitos que esos cambios no solo se ven y verán reflejados el corto plazo, sino que continuarán impactando en los próximos años.

Estamos frente a un entorno de constante cambio e incertidumbre frente a ciertos temas, pero creo que, frente a otros, tenemos la clara necesidad y responsabilidad de estar a la altura de las circunstancias ayudando a desarrollar "resiliencia humana". Me refiero a la habilidad de adaptarse y comprometerse en momentos difíciles. Se potencia la imperiosa necesidad de ser "líderes responsables". Liderar con empatía y cercanía, preocupándonos por nuestros colaboradores y vecinos, por nuestra comunidad, por nuestra cadena de valor -clientes y proveedores- es algo que toma más relevancia que nunca.

Prácticamente todas las empresas están tomando decisiones que afectarán la forma de trabajar en el corto y en el largo plazo. La velocidad y agilidad son esenciales en un momento en el que los equipos y la sociedad se esfuerzan por seguir en marcha. Siempre supimos de la importancia de confiar en nuestros líderes, pero hoy toma una relevancia central y mayor que antes.

En nuestra experiencia dentro de Accenture en América Latina, con las más de 30.000 personas trabajando en los equipos, la confianza se sustenta en la capacidad de los líderes para satisfacer tres niveles de necesidades:?las físicas, las mentales y las relacionales.?Lo físico, en cuanto a podamos sentirnos seguros y a salvo; lo mental, en lo que se refiere a ayudar a construir resiliencia psicológica, y lo relacional, porque es importante poder conectar y pertenecer tanto al propósito como a la contribución de la empresa a la comunidad.? A continuación, algunas acciones que responden a urgencias de hoy y que, a su vez, nos permiten prepararnos para mañana.

Hoy la gente está preocupada por sus necesidades más básicas, sus ingresos, su empleo. Es muy importante guiar a las personas para que se centren en lo clave, liberándolos de tareas y trabajos innecesarios. Los colaboradores se acordarán de las voces y los rostros que lideraron el cambio. Es importante ser sabio y actuar con intelecto, pero también y, sobre todo, siendo compasivos, atentos y más humanos que nunca.

El propósito y los valores de la compañía deben estar presentes en las comunicaciones e iniciativas, activando en los empleados los sentimientos de pertenencia, conexión y contribución a la sociedad.?

El Covid -19 no ha dejado elección a muchas compañías: llegó de golpe, sin avisar, sin poder planificar. Los últimos 90 días fueron de alta velocidad en la adaptación de modalidades. Es importante reflexionar en las oportunidades de aceleración de la colaboración humano + máquina y apoyar a las personas en la transición hacia formas de trabajo más digitales. Repensar la transformación de las tareas y hacerlo en forma inclusiva. No permitir que la crisis del "ahora" nos frene para avanzar hacia el "mañana".?Reservarse dos horas al día para centrarse en el futuro de la organización será de altísimo valor y ayudará a cada organización a ir más allá del ahora y a prepararse para el futuro, para un futuro nuevo que, claramente, tiene la necesidad de ser más humano.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Comunidad de negocios

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.