Llegan US$1000 millones adicionales del Banco Mundial para planes sociales

Jesko Hentschel, presidente del Banco Mundial
Jesko Hentschel, presidente del Banco Mundial
Gabriela Origlia
(0)
5 de abril de 2019  • 11:35

CORDOBA. A fines de mayo o principios de junio llegará la primera parte de un desembolso de US$1000 millones del Banco Mundial (BM) destinado a apoyar los planes en marcha para los sectores más vulnerables, como la Asignación Universal por Hijo (AUH) y becas escolares, además de la tarifa social en servicios públicos. Los recursos van al gobierno nacional, aunque la institución trabaja también con la administración de Buenos Aires en la absorción del pago de la tarifa social.

Los datos fueron confirmados a LA NACION por Jesko Hentschel, director del Banco Mundial para Argentina , Paraguay y Uruguay , quien participó en Córdoba de la presentación de un trabajo elaborado por la Bolsa de Comercio.

Enfatizó que la Argentina "no tenía otra opción" que recurrir al Fondo Monetario Internacional ( FMI ) y que, después de las políticas monetarias y fiscales, instrumentadas desde octubre la volatilidad del dólar "se redujo".

"La banda redujo la volatilidad, pero hay muchos otros factores que impacta. Hay desconfianza en el peso y cuando la gente puede, se va al dólar -agregó-. Las reglas y políticas a largo plazo colaboran a generar confianza". A su criterio, la combinación de medidas en marcha es el "marco correcto", a lo que se suma la política "pro competencia" que el Gobierno lleva adelante.

Ratificó lo que el informe del Banco Mundial difundido ayer plantea acerca de que el ajuste tiene un alto costo en materia de actividad; la proyección para este año del organismo es de una caída de la actividad en torno a 1,7%.

Hentschel advirtió que el piso de actividad se habría registrado en diciembre y enero pasados. "Se mejorará en los próximos meses, pero el cierre será en baja", dijo y admitió la "preocupación" por los sectores más vulnerables teniendo en cuenta que en 2018 los ingresos reales "perdieron 17% frente a la inflación" y que hubo trabajadores formales que pasaron a la informalidad.

"Los datos de la pobreza son cíclicos; van de la mano con el crecimiento. En materia estructural, por ejemplo, la educación tiene un promedio de 13,1 años pero la efectividad es de 8,9 años. Para que funcione la movilidad social y haya desarrollo, mejorar la educación es crucial", indicó.

Calificó como "muy oportuno" el programa de AUH (en el que colabora el BM) y que, según estimaciones de la entidad, se focaliza en menores del 40% más pobre de la población; también destacó los programas de becas escolares para que "en esta fase de crisis no haya abandono y los seguros no contributivos que garantizan el acceso a servicios, como el Sumar para salud. A ese set se agregan algunas provincias que tienen en marcha refuerzos nutricionales y subsidios al transporte de la población más postergada.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Comunidad de negocios

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.