López Murphy: "El país no va a soportar más de cuatro años de manejo populista"

López Murphy, en el programa "Comunidad de Negocios"
López Murphy, en el programa "Comunidad de Negocios"
(0)
8 de junio de 2020  • 15:43

El exministro de Economía y excandidato presidencial Ricardo López Murphy dijo que "el país no va a soportar más de cuatro años de manejo populista", por la presidencia de Alberto Fernández, por lo cual aspira a conformar un frente "a favor de la prosperidad y el progreso" de cara a las elecciones legislativas del año próximo y las presidenciales de 2023.

En tanto, sobre las actuales decisiones del Presidente en el marco de la pandemia por el Covid-19 , López Murphy opinó que van a llevar a una caída del PBI de tres o cuatro veces la de Uruguay.

"El problema empezó allá al mismo tiempo que acá y están yendo a la escuela y no tienen este tipo de cuarentena. Ahora si nos costó cuatro veces más y los resultados sanitarios son inferiores a los de ellos eso da una idea de la incompetencia", afirmó en diálogo con el secretario general de LA NACION , José del Rio, en el programa "Comunidad de Negocios".

A continuación, la entrevista completa:

- ¿Cómo ves la economía hoy de nuestro país y este dilema que se generó entre cuarentena y economía?

- Yo diría, miremos la experiencia del resto del mundo. En general hay un balance. Como en todos los problemas de la vida, uno enfrenta dilemas. Y en ese dilema hay un equilibrio entre un objetivo y el otro. Yo creo que hay que tratar de que la economía sea lo más vigorosa posible preservando la salud o, alternativamente, preservar la salud sin destruir la economía. Ese me parece el balance apropiado. Creo que este experimento de un cierre tan extremo y prolongado va a llevar a una caída del PBI de tres o cuatro veces la de Uruguay. El problema empezó allí al mismo tiempo y están yendo a la escuela. No tienen este tipo de cuarentena.

Ahora si nos costó cuatro veces más y los resultados sanitarios son inferiores a los de ellos eso da una idea de la incompetencia. Pero yo creo que es prematuro para juzgar. Esto se va a juzgar con el tiempo que es el argumento de los suecos "no miremos hoy, miremos a largo plazo" porque el problema nuestro es que la cantidad de contagiados sube todos los días. No mucho, pero sube todos los días y en los otros países ha pegado la vuelta.

-Ricardo, tenés dos campanas. Vamos a arrancar por la política. Está rearmando todo de cara a 2021 ¿Por qué?

-Yo creo que la sociedad argentina tiene una fracción que no se identifica con el actual gobierno, que tiene una visión muy diferente, pero también tiene la convicción de que la anterior administración fracasó en un sentido muy amplio y, particularmente en materia económica, y creo que hay que canalizar esa expresión política diferente. Hay gente que se opone a lo que se está haciendo, y sobre todo a la narrativa que se utiliza, pero tampoco quiere verse asociada al fracaso anterior. Entonces yo creo que, en 2021, hay que hacer el esfuerzo de generar canales en una elección parlamentaria, con la condición de que, en 2023, hay que converger en una gran coalición republicana porque tengo claro que el país no va a soportar mas de cuatro años de manejo populista. Está exhausto.

López Murphy, en el programa "Comunidad de Negocios"

13:52
Video

-¿Tu espacio busca crear un frente antipopulista?

-No me gusta la palabra anti. Yo diría un frente a favor de la prosperidad y el progreso.

-¿Qué es el populismo para vos?

-En general revela miopía, revela incapacidad de crear futuro, se consume el capital de sociedad, se empobrece, es tratar de repartir lo que hay o descapitalizar a la sociedad. En general, todos los regímenes populistas terminan en una crisis externa, interna, en inflación, en crisis de deuda y en una crisis de descapitalización y caída dramática de los niveles de vida. Eso ocurrió en Cuba, en Venezuela, en Nicaragua, etc. Es decir, no hay ejemplo en donde no haya fallado, siempre termina muy mal.

Yo creo que el país tiene que ir por otro lado. Tiene que ir en los lineamientos de nuestra Constitución histórica. Cuál era la idea de Alberdi, de Sarmiento, de nuestros padres fundadores. Básicamente construir un país prospero porque la prosperidad es el preámbulo de la Constitución. Es progresar, es avanzar. Yo creo que hay una moral del crecimiento económico al revés del pobrismo. C reo que, en cuanto más posibilidades tenemos, más se respetan los derechos civiles, las libertades, el proyecto de cada uno, pero además más posibilidades tienen los menos afortunados porque es en las sociedades prósperas donde se pueden resolver los problemas de la pobreza y del infortunio. Nunca en sociedades miserables.

-¿Por qué en nuestro país se elige creer en placebos? Digo, creímos que un peso era igual a un dólar, ahora creemos que la ley anti despidos protege al trabajador, que los planes que te dicen te doy $10.000 te están ayudando ¿Por qué se elige eso?

-Son cosas distintas. A ver los regímenes institucionales monetarios como, por ejemplo, el euro, la caja de conversión, la experiencia de Pellegrini fue muy importante. Desde 1890 a 1945 la Argentina tuvo menos inflación que Estados Unidos y más crecimiento. Hay que acordarse de que fuimos muy exitosos y por eso nuestros abuelos inmigrantes vinieron acá. Entonces, el régimen monetario es una cuestión compleja donde uno tiene que establecer un marco institucional para el Banco Central y para la Tesorería que sea consistente. Si hubo algún problema en esas circunstancias en las cajas de conversión fue porque no tuvimos el cuidado fiscal adecuado que es un problema extremo de nuestro país. Nueve veces defaulteamos, cinco veces tocamos los depósitos. Por eso todos compran dólares. La expresidente dice que ella era una compradora extraordinaria de dólares .

-Eso lo reveló Pagni.

-Pero una cosa que no dijo Pagni que es importante porque le da otra dimensión al tema es que cuando cobró los fondos de Santa Cruz siendo gobernador Kirchner mandaron toda la plata al exterior. El principal fugador en los términos que escuchamos era Néstor Kirchner. Me acuerdo de que en la campaña de 2003 no se animaban a hablarme de ese problema. No se atrevían porque yo sacaba el caso del fondo de Santa Cruz que era un caso dramático. Agarró todos los fondos y los mandó al exterior.

Néstor Kirchner, en su asunción presidencial
Néstor Kirchner, en su asunción presidencial Fuente: Archivo - Crédito: Mariana Araujo

-Supuestamente para protegerlos..

-Que es la lógica con la cual la gente compra porque se quiere proteger de ellos.

-Acá los hechos matan el relato.

-Claro. Las mentiras cuando uno las enfrenta con información, con cordialidad, se terminan. Las otras medidas que mencionabas son medidas fantasiosas. A mí me hacen acordar a un cuento de un rey que se para frente al mar y exige que no suba la marea. La marea lo ahoga si el se queda ahí. No es posible ir contra la realidad. Para que haya empleo tiene que haber inversión, tiene que haber capital de trabajo. Lo que necesitamos en la Argentina es que vengan recursos a invertirse y eso va a venir si le damos seguridad jurídica, si respetamos la propiedad privada. Si tenemos un clima en nuestra sociedad de valores culturales que festeje al emprendedor, al empresario, al que genera valor. Eso es lo que tenemos que crear en nuestra cultura porque eso es lo que va a resolver los problemas.

-Yo te escucho y me parece más que lógico y recuerdo que en su momento Juntos por el Cambio proponía mas previsibilidad, mayor seguridad jurídica y no lo lograron. ¿Por qué?

-Porque el programa que tenían no era adecuado. A ver. Vamos a ponerlo con total franqueza. Ellos tenían un programa en el que se iban a poder endeudar enormemente y con eso iban a hacer todo el esfuerzo de saneamiento de la sociedad argentina endeudándose. Partiendo de ese disparate las cosas no funcionan así. Es decir, ellos no fueron capaces antes de la elección de poner blanco sobre negro los problemas que tenía la economía argentina. No fueron capaces después de la elección y tenían una lectura de la sociedad, de cuál era el daño que había hecho el populismo, liviana. Yo diría muy superficial.

-Como muy por arriba..

-Ellos creían que no había grandes problemas. Por eso hicieron un programa que todo se resolvía endeudándose, pero veamos una cosa que es muy práctica. Los dos primeros años se endeudaron y la economía estuvo muy holgada. Hicieron un ajuste muy fuerte, porque esto no hay que negarlo, desde mediados de 2017 al 2019 y, si hay algo que alguien con un poco de lucidez política no hace, es concentrar el ajuste en el año previo a la elección. Siempre hay que hacer todo lo duro al comienzo y tener cierto margen al final.

Ellos hicieron al revés. No solo carecían de programa sino de narrativa. No había una exposición, había aspiraciones, deseos. Yo acá estoy proponiendo un programa integral de reforma, por ejemplo, de las cuestiones culturales.

-Mirá en un rato vamos a hablar con Martín Varsavsky y él habla de la cuestión argentina como un problema cultural de fondo.

-Yo coincido en que hay un problema cultural, un problema institucional y un problema muy serio político. Hay un problema de representación política, un problema de que nuestro entramado institucional no funciona y un problema de valores equivocados. En la sociedad se defiende la idea de vivir de los demás y la idea que está en el preámbulo es ganar el pan con el sudor de la frente. El infortunio tiene que ser temporario, esporádico. Debemos tener una actitud de solidaridad con el que está vulnerable, pero para que vuelva al trabajo, no para que viva de los demás.

Para López Murphy la Argentina tiene un problema institucional, de representación política y cultural
Para López Murphy la Argentina tiene un problema institucional, de representación política y cultural Crédito: Captura de video

-Para generar y multiplicar.

-Y para capitalizar. Sacarlo de esa situación y no tenerlo como vasallo o cliente para el aparato estatal. Este discurso no estuvo en la gestión anterior. Y, además, si uno quiere inversiones, lo que menos tiene que hacer es déficit. ¿Déficit qué quiere decir? Quiere decir desahorro. Entonces si yo desahorro le quito fondos a la inversión. No es posible el programa. A mí me daba la impresión de que los funcionarios de la administración anterior parecían niños. Vivían en un mundo fantasioso donde iban a haber inversiones, déficit, alegría, globos, baile y no fue así.

-Una última pregunta Ricardo. Vos enfrentaste a Kirchner y, si bien el ganó, el resultado fue muy parejo. Con el diario del lunes ¿Qué crees que hubiera cambiado si te tocaba ganar esa elección?

- Le hubiera ido muy bien al país por una razón muy simple: se hubieran conjugado circunstancias externas muy favorables, una visión sobre la decencia y la austeridad de gobierno, un entusiasmo con la economía de mercado, con las reglas que han hecho prospero y exitoso al mundo, y una convicción muy fuerte de que el programa era la Constitución Nacional. Yo creo en eso. Creo que el programa que necesita la Argentina es respetar la Constitución integralmente en su sustancia. Y creo que esa combinación de institucionalidad, circunstancias favorables, ejemplaridad en el gobierno y una actitud pro crecimiento es lo que aspiro para mi patria.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Comunidad de negocios

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.