Otra cadena entró en concurso de acreedores

(0)
31 de diciembre de 2009  

La empresa Bazar Avenida, una de las tres licenciatarias de la marca Megatone, se convirtió en una nueva víctima de la crisis que enfrentan las cadenas de electrodomésticos.

Tras el cierre de una decena de locales y el despido de cientos de trabajadores, la firma con sede en la ciudad santafecina de Rafaela se presentó en convocatoria de acreedores. La empresa arrastra una deuda de $ 150 millones y enfrenta varios pedidos de quiebra, incluida una demanda presentada por la Municipalidad de Rafaela.

Mediante un comunicado, Bazar Avenida informó que no está en juego su continuidad comercial. "La medida ha sido tomada, precisamente, para proteger la continuidad de la empresa, así como para resguardar las fuentes de trabajo y abastecimiento", explicó el informe oficial.

En el mercado, la noticia no causó sorpresas, y no bien se conoció la presentación del concurso volvieron a cobrar fuerza los rumores que indican que Bazar Avenida terminaría desprendiéndose de más locales para hacer frente a sus deudas. En la firma, igualmente, relativizaron esta posibilidad. "Vamos a continuar con la reestructuración de nuestro negocio con el objetivo de maximizar los recursos existentes. No descartamos reducir la presencia en algunas ciudades donde tenemos más de un local, pero la idea es no dejar ninguna plaza en la que ya estamos operando", explicaron a LA NACION personas de Bazar Avenida.

En la empresa, además, se mostraron confiados en que 2010 pudiera marcar un punto de inflexión para el sector, a partir de la mejora en el consumo y la participación de la Argentina en el Mundial de Fútbol, lo que tradicionalmente se traduce en una repunte en la demanda de televisores. Bazar Avenida es una de las tres firmas que tienen la licencia para operar con la marca Megatone. Las otras dos son Electrónica Megatone (con sede en la ciudad de Santa Fe) y Carsa (Resistencia), que aclararon que continuarán trabajando sin ningún tipo de cambios y que los problemas de Bazar Avenida no tienen impacto en sus operaciones, más allá del inevitable daño en la imagen de su marca comercial.

La presentación del concurso se realizó en el Juzgado en lo Civil y Comercial de Rafaela, a cargo de la jueza Susana Rebaudengo.

Sector afectado

Los problemas de Bazar Avenida comenzaron a fines de 2008 con la sanción de un decreto que limitaba la operación de los fideicomisos financieros, lo que eliminó una de las principales fuentes de financiamiento para todas las cadenas del rubro. A este hecho se sumó la crisis financiera internacional, que provocó una fuerte caída en la demanda de productos de electrónica. Ante el nuevo escenario, la firma controlada por la familia Santi inició un proceso de ajuste que incluyó el cierre de varias sucursales. Hoy cuenta con más de 70 locales, con una facturación superior a $ 500 millones anuales.

Bazar Avenida se suma, así, a la lista de empresas del rubro electrodomésticos, afectadas por la crisis. Las primeras cadenas en presentarse en convocatoria de acreedores fueron Saturno Hogar y Bonesi. Después, Carrefour decidió reconvertir siete de los nueve locales de venta de electrodomésticos, Carrefour Home, en supermercados tradicionales, mientras que los mexicanos de Elektra dieron de baja el megalocal que tenían en Callao y Corrientes.

BAZAR AVENIDA

Electrodomésticos

Facturación anual: más de 500 millones de pesos.

Sucursales: 70.

Dueños: familia Santi.

Marca: es una de las tres licenciatarias de Megatone. Las otras dos informaron que seguirán operando sin cambios.

Concurso: entró en convocatoria de acreedores luego de iniciar un proceso de ajuste que incluyó el cierre de sucursales.

Se suma a la lista de empresas del rubro perjudicadas por la crisis, en la que figuran Saturno Hogar, Bonesi y Elektra.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Comunidad de negocios

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.